21 de junio de 2013 / 06:19 a.m.

La temprana eliminación de México en la Copa Confederaciones y el mal paso en la eliminatoria mundialista de la CONCACAF no serán motivos para cesar al entrenador José Manuel De la Torre, dijo el jueves el director de selecciones nacionales Héctor González Iñarritu.

Los mexicanos cayeron 2-0 ante Brasil el miércoles, un resultado que junto al triunfo de Italia sobre Japón selló su temprana eliminación del torneo al que llegaron entre promesas de llegar por lo menos hasta segunda ronda.

"Es la primera vez que no logramos un objetivo, todos estamos unidos y no hay pláticas con ningún entrenador", dijo Iñarritu en rueda de prensa. "Tenemos todo el apoyo de la gente de la federación, este es un grupo que nos ha dado muchas satisfacciones y esto es un bache".

Con De la Torre, México ganó la Copa de Oro del 2011 sin perder un solo partido y arrasó en la fase de grupos de la eliminatoria mundialista al ganar los seis encuentros que disputó, pero en el hexagonal final sólo ha ganado un partido y acumula cinco empates.

Con ocho puntos y con cuatro encuentros más por disputar en el hexagonal, los mexicanos son terceros entre los seis equipos que buscan tres boletos directos a Brasil 2014. El país que termine en cuarta posición jugará un repechaje ante Nueva Zelanda.

"Hay una molestia grandísima por los resultados, hay una pena para nosotros mismos y para la afición, obviamente no es lo que nos gusta", dijo el dirigente. "Pero yo garantizo que Chepo seguirá".

México enfrenta a Japón en Belo Horizonte el sábado para cerrar su participación en la Confederaciones y reanudará la eliminatoria mundialista cuando reciba a Honduras en septiembre próximo.

Ap