30 de marzo de 2013 / 02:51 a.m.

Guerrero • Aunque reitera que no se debe legislar bajo presión, el presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local, Bernardo Ortega Jiménez dejó abierta la posibilidad de que la reforma a la Ley de Educación se apruebe el martes próximo.

El miércoles 27 de marzo, la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) emplazó al Poder Legislativo para que el martes 2 de abril, cuando sesione en Pleno desahogue el procedimiento encaminado a reformar la Ley de Educación del estado.

De concretarse dicha modificación, tal cual fue enviada por el mandatario local, los maestros que dirige Gonzalo Juárez Ocampo sostienen que terminaría el paro laboral indefinido que estalló el pasado 25 de febrero.

Ortega Jiménez manifestó que el Congreso está en la dinámica de realizar el trabajo que le competa, sin someterse a ningún tipo de presión.

Aunque dijo que está un poco complicado, el coordinador de la fracción parlamentaria del PRD anticipó que hará el esfuerzo correspondiente para emitir el dictamen correspondiente.

“Nosotros ya hemos dicho que vamos a desahogar este asunto lo más pronto posible, para que esta problemática que viven los maestros también termine”, anotó Ortega Jiménez.

Aclaró que el emplazamiento hecho por los maestros tiene un carácter unilateral y de ninguna manera debe implicar un acto de presión para los legisladores.

“Yo también podría darles un ultimátum a ellos, pedirles que regresaran el miércoles (3 de abril) de inmediato a dar clases, pero no se trata de eso, sino de llegar a los acuerdos que nos permitan resolver el conflicto”, indicó.

Sostuvo que una organización, por fuerte que sea no debe marcar el ritmo de trabajo de un Poder Legislativo, porque marcaría un mal precedente.

Y reprochó: “La verdad es que nos parece injusto, que los maestros quieran que estemos a su tiempo y a su ritmo, yo les pido que nos den la oportunidad de analizar, discutir y consensuar esta iniciativa que ya ha causado mucha polémica”.

Reconoció que existe la posibilidad de que la reforma salga el martes, pero no se animó a comprometerse ya que el trabajo está en manos de tres comisiones unidas; la de Educación, Presupuesto y Desarrollo Económico.

Anticipó que se buscará que la reforma loca no choque con la Constitución General de la República, lo que en su momento puede generar la discrepancia con la dirigencia de la CETEG y por ello consideró necesaria dialogar y no dejar espacios para ningún tipo de confrontación.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN