2 de julio de 2013 / 01:37 a.m.

El crack brasileño Neymar da Silva, galardonado como el mejor jugador de la Copa Confederaciones 2013, dijo este lunes desconocer la dimensión que tendrá, de manera individual, el haber conquistado dicho torneo.

El domingo, la selección de Brasil se proclamó, por tercera edición consecutiva, campeona de la Confederaciones tras imponerse por 3-0 a España, que venía de ganar la Eurocopa y el Mundial Sudáfrica 2010.

"No tengo ni idea, no sé la dimensión que tendrá (en mi carrera este triunfo). Sólo sé que es muy importante haber ganado este título", declaró esta tarde el goleador, quien a partir de la próxima temporada jugará con el español FC Barcelona.

"Es un logro gigantesco para el equipo y nosotros estamos contentísimos por vivirlo, ha sido un gran encuentro entre Brasil y España, el mundo se ha detenido para verlo y sabemos que hemos hecho un gran partido", afirmó.

El delantero de 21 años fue criticado en su país tras informar que saldría del Santos, club en el que conquistó tres ligas, una Copa de Brasil y una Copa Libertadores, la afición le reclamó el irse a Europa sin haber hecho algo importante con la "canarinha".

Al cuestionarle sobre si esto le ejerció una mayor presión en la Confederaciones, Neymar respondió: "A mí no me preocupaba eso, de tener que jugar bien para que parasen de hablar mal de mí. No. Lo que yo quería era ayudar a mis compañeros de la mejor manera posible".

En entrevista que publica esta tarde la FIFA, el joven futbolista no pudo ocultar su alegría por el título conseguido, el cual llegó tras un duro proceso de adaptación y malos resultados del equipo. "Me alegro mucho de que este proceso se haya cerrado con un broche de oro, con nuestra mejor actuación hasta ahora", celebró.

Notimex