17 de noviembre de 2013 / 04:10 p.m.

En diciembre terminará la relación laboral entre Christian Giménez y Cruz Azul. Los cementeros arrastran una historia de renovaciones tardías, muchos jugadores hasta han aprovechado para irse libres del club; es por ello que la directiva ya se acercó al Chaco para platicar sobre la renovación de su contrato.

El mediocampista ha repetido en varias ocasiones que dirá si se queda o no hasta que termine el torneo, ya que ahora está enfocado en hacer un buen papel con los cementeros; sin embargo, en esta ocasión reveló que ya habló con Guillermo Álvarez Cuevas, presidente de Cruz Azul, y cree que permanecerá el conjunto.

"Ya tuvimos acercamiento con el presidente y yo no tengo duda que me voy a quedar, pero todavía, tenemos que esperar un poco".

Al final de algunas campañas, el Chaco puso en tela de juicio su continuidad, pero dichas palabras eran enfocadas a la deuda que se tenía por no ser campeón, ya que al no conseguirlo, los altos mandos estaban en su derecho de darle las gracias. Pero él no quería irse: "Soy muy feliz en Cruz Azul y realmente me gustaría retirarme acá, pero eso no depende de mí".

Mientras el momento llega, el Chaco disfruta la Liguilla con los cementeros. En los cuartos de Final tendrán que enfrentar a Toluca, y sabe que dicho equipo destila veneno, y ellos tendrán que tener mucho cuidado ante esto.

"Creo que ha hecho un torneo de mayor a menor, es un equipo con jugadores de experiencia, hay un goleador que ha mostrado lo que tiene en el futbol mexicano, un entrenador que sabe lo que son las Liguillas".

Una clave pare llevarse la serie, es jugar con la misma intensidad con la que se concluyó el torneo. En estas instancias, según dijo el mediocampista, ya no puede haber grandes cambios e inventar podría darles algunas sorpresas.

"Creo que ya no podemos mostrar otra cara, sino la que hemos dado, no solamente en este torneo, sino que ya venimos de una secuencia de torneos muy buenos donde no pudimos lograr el campeonato, y eso es lo que modifica un poco, pero el equipo en el último año ha mostrado una regularidad, un entendimiento, y bueno, hay que mantener eso. Ahora viene lo más importante, de los ocho equipos que entraron cualquiera le puede ganar a cualquiera".

Agregó que "ya no es tiempo de inventar, ya tenemos un estilo de juego, ya sabemos lo que quiere nuestro entrenador, sabemos lo que queremos nosotros dentro de la cancha y de ahí para adelante".

Sobre el receso que vivió la Liga, explicó que "ojalá y que lleguemos fortalecidos, eso lo van a decir los partidos. Lo que sí es que nosotros no podemos decir que ya está, ahora más que nunca debemos reforzar lo que venimos haciendo. Sabíamos que iba a haber un receso, tenemos que alimentar la necesidad que tenemos de un título".

SU AUSENCIA EN EL TRI, NO LO HACE UN MAL JUGADOR

Christian Giménez ha mostrado en varias ocasiones su felicidad, primero por su naturalización como mexicano, y después por haber participado con la selección mexicana. Al Chaco le tocaron tiempos de tormenta en el Tri, estuvo en el equipo que perdió el último partido del Hexagonal ante Costa Rica.

Varios jugadores ya no fueron contemplado por Miguel Herrera para el repechaje ante Nueva Zelanda, el mediocampista fue uno de ellos.

"En realidad hay un nuevo entrenador y tiene sus jugadores, como pasa con cada timonel, tiene la posibilidad de elegirlos, y los que no fuimos no es que seamos malos, sino que en esta convocatoria no entramos. Hoy más que nunca necesitamos sumar más que restar y saber que estamos a un paso de que México vaya al Mundial, y si Miguel eligió esos jugadores, bienvenido sea".

Aún así, no pierde la esperanza de estar en Brasil el próximo año: "Cuando México clasifique al Mundial, y si tengo la oportunidad de ser seleccionado, obviamente me gustaría ir".

Lo que sí, es que le agradó la manera en la que jugó el Tri la ida ante Nueva Zelanda, siempre ofensivo, fiel al estilo de Miguel Herrera.

"Estábamos un poco inquietos hasta que llegó el primer gol, manejaron bien el partido, muy intenso. Lo que mostró fue el estilo del Piojo, porque no cambió su estilo de juego y estoy muy contento con el resultado, ojalá y se finiquite en Nueva Zelanda".

Pese a la ventaja de 5-1 que tiene México, el Chaco señaló que los pupilos del Piojo no pueden confiarse. "Hay que respetar y los encuentros hay que jugarlos, sabemos que puede pasar cualquier cosa, pero confiamos mucho en nuestra selección".

NO LE GUSTÓ EL RECESO

Aunque Cruz Azul trató de sacar beneficios del receso que tuvo la Liga Mx, previo al arranque de la Liguilla, Gerardo Torrado dejó en claro que prefería jugar la fiesta grande, tras la fecha 17, ya que así hubieran llegado embalados a su compromiso de cuartos de final ante Toluca.

"A mí me hubiera gustado que fuera de inmediato (la Liguilla), así llegas con el ritmo de juego, pero ni modo las circunstancias son otras y hay que trabajar para que no te afecte el que se haya alargado tanto".

El mediocampista aseguró que los cementeros han aprendido de Liguillas pasadas y espera que el equipo pueda mostrar su madurez en este Apertura 2013.

Minelli Atayde