Agencias
25 de junio de 2013 / 10:56 p.m.

"Confiamos mucho en la actitud que podamos llevar, en tratar de limitar al equipo rival en sus virtudes. También Brasil todavía no enfrentó un equipo con el ataque que tiene Uruguay", dijo Tabárez en una rueda de prensa en el estadio Mineirão, de Belo Horizonte, donde mañana se celebrará el partido de semifinales.

Tabárez dijo que Uruguay fue a Belo Horizonte para "luchar por el resultado" aunque reconoció que será muy difícil porque Brasil no pierde en su territorio en competiciones oficiales hace mucho tiempo.

"Todo lo que es difícil es motivante, es la gran motivación hacer lo que nadie o pocos hicieron. Somos muy obcecados, muy tercos, creyendo en lo que podemos, en este grupo, en lo que ha demostrado en siete años", comentó.

Sobre Brasil, dijo que le preocupa "todo", su propuesta de juego, que es "muy ofensiva", también su presión en el centro de la cancha y los inicios de partido "avasallantes" que ha tenido en la competición.

Tabárez también consideró que haber llegado a las semifinales de la Copa Confederaciones será "importante" para dar moral a la selección de cara a las eliminatorias del Mundial de 2014, porque le hace ver que "no es utópico" lograr la clasificación.

Uruguay se entrenó hoy a puerta cerrada en el estadio Independencia y después hizo el reconocimiento del césped del Mineirão.