8 de noviembre de 2013 / 02:36 a.m.

A diferencia de los dos años anteriores, los Auténticos Tigres no tuvieron un solo entrenamiento en césped natural durante la semana.

El coach Pedro Morales rechazó que la situación de haber trabajado sólo en la cancha sintética del Gaspar Mass pueda ser factor en el duelo por el campeonato que tendrán este viernes contra los Pumas.

"No, no creo, la situación es que el Gaspar Mass está lo suficientemente adaptado para que los muchachos hagan su trabajo y que lo hagamos bien a la hora del partido", explicó Morales.

"Lo que pasa es que lo que íbamos a practicar ayer (miércoles) se atravesó el agua muy feo y no lo pudimos hacer, tampoco íbamos a podemos empeorar el campo donde íbamos a jugar, es lógico que lo debíamos cuidar".

Indicó que no pueden tener descuidos frente a un equipo Pumas que luce muy completo en su ofensiva y su defensiva.

JUGADAS GRANDES

Además de no cometer errores, la clave del triunfo en la final de Onefa estará en hacer la jugada grande en el momento oportuno, señaló Octavio González.

El ala defensivo de Tigres recordó su tacleada en la última jugada de la final del 2011, que decidió el trofeo de campeón para los Auténticos.

"La jugada más emotiva de mi vida, tener la captura del mariscal en la última jugada del partido y llevarnos el campeonato gracias a esa jugada, fue algo muy emotivo, no puedo describirlo, todavía se me pone la piel chinita, fue algo que lo llevo muy dentro", declaró González.

Indicó que será muy importante presionar al quarterback Bruno Márquez y no darle tiempo para encontrar a sus receptores.

Tomás Víctor López