1 de marzo de 2013 / 02:32 p.m.

Ahora Nadal enfrentará a su compatriota Nicolás Almagro, mientras que en la otra semifinal, el primer sembrado David Ferrer juagará contra el italiano Fabio Fognini.

Nadal, siete veces campeón de Roland Garros, pasó siete meses fuera de las canchas por una lesión en la rodilla y reapareció hace tres torneos, el primero en Chile donde perdió la final y el segundo en Sao Paulo, donde consiguió su título 51 de la ATP.

"He estado en tres semifinales y esa es una noticia fantástica, más porque éstos han sido los tres mejores partidos de la gira para mí", dijo Nadal en rueda de prensa. "Ahora no tengo nada que perder, todo ha sido positivo pase lo que pase mañana: o me voy feliz a la final o me voy feliz a otro torneo porque la rodilla me está respondiendo".

El mallorquín de 26 años de edad busca su segundo campeonato en Acapulco, donde se coronó en 2005 para ganar el segundo trofeo de su carrera.

"Aquella vez comenzaba y ahora siento que es un nuevo comienzo para mí. Estoy disfrutando cada momento, cada punto", añadió Nadal, quien tiene marca de 8-0 ante Almagro, aunque la lesión en la rodilla podría emparejar las cosas.

"No creo que sea favorito mañana; son siete meses sin competir y voy ante un gran jugador. Yo haré lo posible por jugar un gran partido y alcanzar la final, así de claro", agregó Nadal.

Almagro, quien ocupa el 12do lugar en el escalafón de la ATP, derrotó al argentino Horacio Zeballos por 6-3, 6-4 para clasificarse a su quinta semifinal en Acapulco, donde fue campeón en 2008 y 2009.

"No sabía que era mi quinta semifinal, pero sí sé que es un torneo donde me encuentro cómodo siempre", dijo Almagro. "La semifinal será durísima y la final mucho más; ojalá que lo pueda ganar pero no me obsesiona. Sólo quiero seguir dando pasitos al frente, por eso estoy luchando".

El murciano se vio en su mejor forma el jueves, especialmente en el primer set donde consiguió una efectividad del 100 por ciento en su primer servicio.

"Sí que es atípico eso, pero es bueno, no diría que fue un juego perfecto pero ese primer set estuvo cerca", agregó Almagro. "Pero no hay que perder la humildad, tengo que seguir trabajando como lo he venido haciendo, sabiendo de dónde vengo y a dónde quiero llegar".

Por su parte Ferrer, quien lucha por ser el segundo tetracampeón del Abierto Mexicano, despachó con marcador de 6-3, 6-1 al italiano Paolo Lorenzi para ganar su 18vo partido consecutivo en las canchas del complejo Mextenis.

"Es una cifra (18 triunfos) que me pone contento, es difícil de conseguir y trataré de seguirla ampliando con un triunfo más en semifinales, hay que ir poco a poco, sabiendo que cada partido va a ser diferente", dijo Ferrer.

El austriaco Thomas Muster es el único tetracampeón del Abierto Mexicano de tenis.

A diferencia del año pasado, cuando se le veía como el claro favorito, Ferrer parece tener un obstáculo mayor en esta edición del Abierto Mexicano con la presencia de su compatriota Nadal.

"Pienso que el rival a vencer será Fognini, de ahí tendré que partir cuando salga a jugar mañana", agregó Ferrer.

Fognini eliminó al colombiano Santiago Giraldo por 7-5, 6-4 para avanzar a su primera semifinal en Acapulco.

En la rama femenil, la española Carla Suárez Navarro, segunda en la siembra, venció por 6-7, 6-4, 6-2 a la italiana Francesca Schiavone para avanzar a la ronda de semifinales, donde se enfrentará a la triunfadora del partido entre la italiana Karin Knapp y su compatriota Silvia Soler-Espinosa.

La francesa Alize Cornet avanzó a la otra semifinal al vencer con parciales de 3-6, 7-6 (10), 7-6 (2) a la española Lourdes Domínguez Lino en un partido que se prolongó por tres horas y media.

Cornet, tercera favorita en Acapulco, espera a la ganadora del partido entre la primera sembrada y campeona defensora, la italiana Sara Errani y la holandesa Kiki Bertens.

El Abierto Mexicano de Tenis se realiza en las canchas de polvo batido del complejo Mextenis de Acapulco, ciudad localizada a unos 400 kilómetros (248,5 millas) al sur de la capital del país.

Ap