25 de junio de 2013 / 03:56 p.m.

Matosas no se enganchó con las declaraciones de Nery Castillo. Le deseó buena suerte y dijo entender por el momento que pasa, pues no ha logrado tener continuidad dentro del terreno de juego.

Todo comenzó a finales de mayo cuando en una entrevista para medios de Uruguay el entrenador de la fiera hizo fuertes señalamientos sobre el accionar de Nery Castillo en su pasó por el equipo León donde no tuvo regularidad en los minutos de juego.

El entrenador apuntó en su país que nunca vio lo "necesario" en Nery para ser considerado para el equipo titular.

"Él (Nery Castillo) estaba en Pachuca y fue al León, no tuvo la continuidad ni vi cosas en él necesarias como para ser titular en el equipo", comentó Matosas a una radiodifusora uruguaya.

Era más que obvio, en ese momento, que la continuidad de Nery en el León estaba truncada.

Le llegó la hora a Castillo y le reviró al que fuera su entrenador la temporada pasada.

Ayer, a su llegada al país, el ex delantero del León llegó molesto y declarando en contra no sólo del entrenador del León, además en contra del Pachuca, equipo con el que tiene dos años más de contrato.

"Él (Matosas) quería mucho a mi papá, lo apreció pero a mí me trató muy mal. Los invito a que vayan al entrenamiento para que vean cómo insulta, cómo trata a los jugadores".

"Si yo hubiera sabido eso antes, no hubiera ido al León", declaró ayer Nery Castillo a la cadena FoxSports.

A raíz de las declaraciones de Nery el estratega solicitó cambiar el día que le tocaba atender a los medios, que sería el miércoles, y hoy apareció frente a cámaras, micrófonos y reporteros.

La primera pregunta fue clara y directa sobre las declaraciones que su ex dirigido.

"Mi relación con la familia fue cuando llegó mi papá a jugar a San Luis, qué el padre (de Nery) estaba jugando ahí después no tuve ningún tipo de relación con la familia, sí reconozco que al padre lo encontré muchas veces en Montevideo, tenía un Súper Mercado, un hombre de mucho trabajo, un tipo bueno, simpático.

"Charlamos más de una vez, pero esa historia que cuenta no la recuerdo en ningún lado", comentó Matosas

Ante el cuestionamiento de los señalamientos que hizo Nery Castillo sobre su forma de trabajar el estratega fue tajante.

"Creo que no me da ni para contestar.

"Evidentemente el que juega va a estar contento, uno intenta que el que no juega esté contento pero conmigo se gana con trabajo, no se gana con otra cosas.

"No tengo absolutamente nada que decir.

"Yo sé cómo trabajo, los jugadores saben cómo trabajo, no me genera contestar absolutamente nada porque creo que no gano nada, va a un saco roto".

Agregó, "simplemente entiendo la frustración que puede generar el no ser tenido en cuenta, pero no es de hora, lamentablemente yo no pude hacerlo jugar; y le deseo que siga su camino.

"Estoy contento porque mi grupo y el vestuario está excelente, está muy feliz, está muy contento. Eso nos da muchas posibilidades y hacer un buen campeonato.

"No tengo que hacer ningún comentario. Lo que conocí de la vida del él, al papá y a la mamá, que los conozco desde muy chicos, porque nuestros papás jugaron juntos en San Luis, es que eran dos personas maravillosas", finalizó.