16 de febrero de 2013 / 07:24 p.m.

Los malos resultados en el Clausura 2013 y la eliminación de la Copa Libertadores tienen al entrenador del León “al borde del precipicio”, tanto que si no gana hoy al San Luis presentaría su renuncia a la directiva a pesar de tener más de un año de contrato y una opción de extensión hasta 2016. El partido de hoy ante San Luis será uno de los más complicados que ha tenido el León en mucho tiempo.

La decisión ya está tomada. Si no se gana esta noche ante los potosinos, Gustavo Matosas presentaría su renuncia a la directiva.

Así lo comentó el estratega felino en una extensa entrevista en el programa radiofónico León en Pelotas de la cadena MVS.

“A veces un cambio en el timón al jugador le da una nueva motivación”, fue algo de lo que mencionó el entrenador en la entrevista.

Uno de los principales motivos de que el uruguayo haya tomado esta decisión es el hecho de aún no conocer la victoria luego de ocho partidos disputados este año.

El León tendrá un duro partido esta noche contra el San Luis. Si no gana, además de analizar la continuidad de Matosas, caería al fondo de la tabla, ya que Jaguares, último lugar, venció anoche a Tijuana.

El próximo partido ante San Luis, de no tener un buen resultado, ¿cree conveniente que haya un refresco para el León, como lo llama usted?“Tenemos que ir a los números fríos, van ocho partidos y no ha habido una victoria. Los números hablan por sí solos”.

¿Entones es viable esta posibilidad (cambio)?“Siempre es una posibilidad, desde que llegué y estábamos en el ascenso. Si los resultados no se dan, tengo que seguir mi camino. Lo que más deseo es que al León le vaya bien y se consolide en la Primera División”.

¿Cómo se ha sentido estos últimos días?“Estoy tranquilo porque sé que he dado todo de mí, simplemente que a veces las cosas no salen como uno espera o simplemente no funcionan. En la vida hay que tener madurez para afrontarlas cosas y este es mi caso, soy un tipo que es muy realista, más allá de que soy un tipo soñador y trabajo para conseguirlos, soy muy realista”.

¿Por qué considera que no ha llegado la victoria?“Si las supiera las hubiera rayado. (El año pasado) se conjuntaron muchas cosas para que el equipo rindiera y así también cuando las cosas no salen son muchas cosas”.

No creemos que la afición lo deje ir tan fácil, ¿lo ha pensado?

“Yo siempre espero que las cosas salgan bien, eso es lo primero que tengo en la cabeza. Soy extremadamente realista y la realidad de los números es avasallante, y no puedo mirar para el otro lado. Los números me dejan al borde del precipicio”.

Abandonar el tema de los cuarenta puntos, ¿sería hacerse aun lado antes de cumplir con el objetivo?“Lo que más quiero es cumplir lo que le prometí a la gente. Me comprometí que el equipo iba a ascender y gracias a la calidad de los jugadores, al empuje de la gente y el esfuerzo de la directiva el equipo ascendió. El siguiente torneo la meta fue de conseguir 20 puntos, hicimos 33. Yo lo que creo es que en este campeonato, el León debe estar pensando en el campeonato próximo, que todo lo que pueda sumar lo va a alejar del fantasma del descenso.

“La realidad que tengo en mi cabeza y con lo avasallante que son los números en este momento, a lo mejor un refresco, si las cosas no funcionan mañana, es un posibilidad que la directiva tiene que pensarla porque lo más importante para mí es el León.

“Estoy agradecido de cómo me ha tratado la gente, cómo me han brindado amistad, cómo me han recibido. Me siento un leonés más, pero eso no me hace sentir ver la realidad, la tengo que ver siempre y lo que más quiero es que este equipo se quede cien años más en Primera División y los fantasmas de los diez años desaparezcan”.

¿Ya habló con la directiva?“Chucho (Jesús Martínez Murguía) siempre ha sido el gran líder del equipo, es un tipo que se ha manejado con muchísima cabeza, con mucha inteligencia, he sentido el respaldo de él en todo momento y sé el agradecimiento que tiene conmigo”.

¿No se ve con el León terminando el torneo?“Me veo ganando mañana (hoy), eso es lo primero, después veremos lo que suceda en el correr del campeonato”.

¿Quiere decir que al León no le va bien con Gustavo Matosas, en este momento? “Los números son fríos, los números hablan solos. Cualquier cosa que pueda decir me suena que los estoy engañando y yo no hago eso”.

Poniendo nombre y apellido, en caso de no ganar, ¿usted presenta su renuncia?

“Hay que ver cómo suceden las cosas, primero. Uno no puede anticiparse. En todo caso si yo decido tomar una decisión primero que nada lo voy a hablar con el presidente, no voy a tener el mal manejo de decir públicamente que voy a hacer eso.

“Esperemos ganar, que es lo que más quiero. Después de que termine el partido veremos.

Hay rachas que para muchos son normales, ¿ésta para usted ya dejó de ser normal?

“Sí, porque son ocho partidos (sin ganar), ya no es normal. Ya es preocupante”.

¿Qué le dicen los jugadores? “Ellos están haciendo todo lo humanamente posible en el campo. Los jugadores han dejado todo en la cancha y no puedo reclamarles nada”.

El futbol va bien, pero los resultados no se han dado, ¿qué otro factor ha influido para esta decisión?

“Que el León es un equipo grande y no se puede permitir estar ocho partidos sin ganar, es un disparate. Es el argumento más válido que tengo”.

¿Perjudicó la Copa Libertadores? “Tenemos un plantel que no es muy largo, es corto. Hay muchos jugadores que vienen conmigo desde el ascenso. Para mí era una gran ilusión la Libertadores y haber quedado fuera fue una gran decepción para todos, pero la realidad indicaba que nosotros no teníamos la posibilidad de disputar dos torneos con el plantel que tenemos”.

¿Se apostó mal al cargarse un poco más a la Libertadores?“No porque lo hice convencido. Nunca me arrepiento de lo que hago porque lo hago convencido, estudiando todas las posibilidades, sabiendo que hay un margen de error, como lo tiene cualquiera. Hice lo que creí correcto para la institución, para toda la ciudad”.

¿En qué falló la directiva, quién más ha fallado?“La directiva hizo todo lo que estaba dentro de sus posibilidades. Es una institución que no se ha atrasado un día en el pago de salario, es muy seria. Ellos han hecho todo lo posible. En este caso yo soy el responsable, sería fácil cargarle la tinta a la directiva o a los refuerzos.

“La verdad ahora me da vergüenza salir a la calle porque a la gente me dice que yo me tengo que quedar para siempre acá y es lo que yo más quiero, pero a veces las cosas no se dan así”.

¿Mucha gente se va directo sobre los refuerzos, he ahí el problema?

“¿Quién es el responsable de los refuerzos?, en definitiva el responsable del funcionamiento del equipo, de los jugadores que van, que llegan, ¿quién es?, ¿y de los resultados?: El técnico. Es una realidad que no admite contrastes”.

¿Qué cambió, se hablaba de un contrato que ya se tenía listo, sólo para que firmara? “Cambió que el dinero en la vida es necesario para que a mi familia no le falte nada, pero en realidad yo estoy acá por la gloria. No me mueve la plata. Me mueve la gloria.

“No me voy a quedar en un lugar a cobrar sin sentir que estoy disfrutando”.

¿Ya no disfruta?“En León estoy disfrutando, lo que no estoy disfrutando es que el equipo no gana, eso es lo que me pasado. Yo juego a ganar.

“Lo que cambió del tema del contrato es que para mi es importante ganar, no decir tengo un contrato de tres años.

“Si veo que las cosas que propongo no funcionan, quiere decir que probablemente me tenga que ir y eso no me mueve un pelo, por más que adoro a la ciudad y a la gente, donde he pensado hasta en comprar un casa para tener una vida en León”.

Después de 7 jornadas, ¿ya no hay gloria para el León?“La gloria es ganar cada fin de semana.

Matosas también no es responsable de la circunstancias, como las enfermedades y lesiones…“Sí, pero lo que pasa es que no tengo once jugadores. Tengo 24. Esa es la fría realidad, después píntenla cómo quieran, yo no voy a mirar para otro lado”.

¿Cómo está su vestidor?“El grupo está unido, tengo líderes muy buenos. Lo veo unido como siempre”.

Si tuviera que elegir un momento desde que llegó, ¿cuál sería?“Tengo muchos momentos, no puedo elegir uno. Pero si tuviera que elegir no sería la cancha, sería el festejo al otro día de la final del ascenso”.

¿Qué les dirá a sus jugadores para el juego con San Luis, ya con todo esto que ha comentado?“Que tiene que salir a atacar como siempre, porque yo no soporto otra cosa”.

¿Cree que estas declaraciones motiven al equipo?“No estoy pensando en buscar una estrategia de motivación. Estoy diciendo desde el corazón lo que me pasa. Esto es lo que Gustavo piensa”.

Julio Saucedo