19 de marzo de 2013 / 03:13 p.m.

Ferretti mencionó que no le gustan los re?ectores y que es parte importante en un equipo, pero que los jugadores son los protagonistas, aunque tampoco ellos deben de creerse que lo hacen todo

E l director técnico de Tigres, Ricardo Ferretti, aseguró que parte de su imagen ante la gente se ha creado por los medios de comunicación, ya que por no declarar, lo quieren calificar de mamón y aseguró que no es mago ni un genio.

En entrevista para ESPN transmitida ayer por la noche, el técnico de los Tigres señaló que con el correr de los años ese tipo de críticas "no me mueven".

"¿Por qué me dicen mamón? Si es por las entrevistas, que digan lo que quieran, no me importan; durante años me tacharon de defensivo, ahora no me importa, es una opinión.

"Somos únicos entre seis mil millones de personas; cuando hablan bien de ti te sientes bien, y cuando hablan mal nos enojamos; las críticas son difíciles cuando no es a favor, yo ya pasé hace tiempo por todo eso y lo que digan o lo que no digan, no me mueve", aseveró el entrenador de los universitarios.

Al ser cuestionado sobre si le dolió la eliminación, Ferretti dijo que sí, ya que le hubiera gustado avanzar en la Concachampions. "Me hubiera gustado llegar con el equipo hasta donde se presente, no sé si Tokio, Dubai o donde sea, aunque fuera en el río Santa Catarina me voy.

"Creo que antes de la expulsión les estábamos dando un toque, pero el chiste es chingar al Tuca, a lo mejor es lo que vende, la polémica, pero nadie vio lo que pasó futbolísticamente.

"Si hubiera pasado más adelante me hubieran dicho que soy un genio, o un mago, no soy ningún mago", dijo Ferretti durante la entrevista ¿TUCA MILITAR? En tono de broma El Tuca señaló que erró de profesión, pues dijo que hubiera preferido ser militar, pero por su carácter no lo aceptaron.

"Me equivoqué de profesión, me hubiera gustado ser militar. Intenté ser militar, pero a los 10 años no me aceptaron, eran demasiado drásticos", aseguró entre risas durante la entrevista. Luego de 22 años como estratega mencionó que con el correr de las temporadas ha aprendido que es más importante la parte humana que la deportiva, pues a pesar de tener tres títulos en la Liga mexicana, considera que todo lo hecho valió la pena.

"La derrota es demasiado triste, así como la alegría de ver a la gente festejando, cuando empieza un campeonato o una Liguilla siempre he pensado que todo lo que hiciste valió la pena. "Uno como entrenador quiere llenarse de enseñanzas, que un jugador progrese, que un veterano produzca otras cosas; tú te sientes satisfecho, yo muchas veces me he sentido así.

Siempre quiero que el ser humano sea mejor, tenemos que tratar al ser humano, futbolista, padre, hermano y todo lo que es; cuando ellos progresan como seres humanos progresarán como futbolistas", dijo el técnico de los líderes del Clausura 2013.

 Redacción