2 de febrero de 2013 / 12:02 a.m.

Pese a la aseveración en el titular del comunicado del TSJE, en su contenido refiere que no habrá despidos “injustificados” de trabajadores de ninguna área ni delegación.

 Chiapas • A unas horas de la denuncia del despido de 400 empleados sin derecho a liquidación, Óscar Rolando Ramos Rovelo, magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Chiapas, reculó para restituir a los afectados en sus plazas.

Las órdenes de despido de los centenares de trabajadores de las diferentes áreas de ese tribunal y del Consejo de la Judicatura chiapanecas fueron firmadas por el propio Ramos Rovelo, según las denuncias ante medios de comunicación que hicieron los empleados.

Entre estos, aseguraron en su momento, se encontraban personas con antigüedades de hasta 15 años y madres solteras, todos trabajadores de confianza.

Este viernes, el Poder Judicial del estado emitió un comunicado en el que el titular del TSJE afirmó que “no habrá despidos injustificados de trabajadores de ninguna área ni delegación”.

Contradictoriamente a la denuncia de los afectados, el documento segura que Ramos Rovelo “operó de forma eficaz lo conducente” para que a partir de este 1 de febrero “todas las personas regresaran a sus centros de trabajo desde temprana hora, gozando de todos sus derechos laborales”.

Según el documento, Ramos asegura que pese a la austeridad económica que vive ese tribunal, no se afectará a nadie, “procurando el bienestar de quienes trabajan a favor de la justicia chiapaneca, máxime en aquellos que cuentan con una antigüedad considerable”.

HERMES CHÁVEZ