23 de noviembre de 2013 / 02:04 a.m.

Monterrey.- Los alcaldes de Monterrey, San Nicolás, Santa Catarina y Juárez lograron su cometido de echar abajo el replaqueo, no obstante, la medida implicará un duro golpe a sus finanzas.

Tras anunciarse la cancelación de este proceso, el Gobierno estatal anticipó que tampoco habrá reparto de recursos, estimados en 300 millones de pesos, para las alcaldías de la entidad.

“La recaudación tiene un promedio que sabemos que hay, como se ha explicado, recursos extraordinarios cuando hay un replaqueo, ese recurso extraordinario se estima o se estimaba en alrededor de mil millones adicionales a lo que cada año.

“Al no tener estos mil millones definitivamente esa proporcionalidad del 30 por ciento, que lo redondeamos en 300 millones, no llegarán a los municipios porque ya no hay esa bolsa que va a entrar bajo ese concepto para poder ser una bolsa a repartir”, sentenció ayer Jorge Domene, jefe de la Oficina de la Gubernatura.

El funcionario fue más allá, al recordarles que ahora deberán conseguir estos apoyos por cuenta propia, con lo que cerró la posibilidad de transferirles parte de los apoyos que el estado consiguió para cancelar el replaqueo en el 2014.

“Sobre todo aquellos que lo pidieron a clamor y a gritos, ahora tendrán que hacer lo propio para poder ver de dónde van a sacar esos recursos”, dijo.

Pese a ello, aseguró que en la decisión de echar abajo el canje de láminas para el próximo año no pesó la presión que diputados y alcaldes del Partido Acción Nacional ejercieron durante varias semanas.

“Se analizaron las peticiones que se recibieron por varias gentes viendo algunos ángulos importantes para beneficiar a la población y finalmente se toma esa decisión.

¿No es que el Gobierno haya cedido?

“No, no fue así, y haber cedido es haberlo quitado y no haber hecho nada para poder resarcir ese monto”, refirió.

Domene Zambrano también sepultó la posibilidad de que la tenencia sea eliminada, al señalar la importancia del ingreso para las arcas estatales y advertir que no se analiza ningún esquema alterno que permita suspender este cobro como ya se hizo a nivel federal.

“Se dijo muy claramente que el Gobierno del Estado tiene dos principales fuentes de ingreso propio, uno el tema de la tenencia y el tema del Impuesto Sobre Nómina; sería sumamente irresponsable pensar en cancelarlo sin tener una opción de la cual ya estamos hablando de dineros más fuertes”

¿Se está buscando esa opción?

“No que yo tenga conocimiento”, puntualizó.

El funcionario aclaró que si bien no habrá canje de placas, el Registro Publico Vehicular (Repuve) que lo acompañaría se mantiene, por lo que ya se analiza la logística para colocar el chip en los automóviles.

Aunque ayer tuvo agenda pública, el gobernador Rodrigo Medina optó por no tener contacto con los medios de comunicación para abundar sobre este tema.

Luis García