2 de abril de 2013 / 02:14 p.m.

Monterrey • A unos días de cumplirse dos años del asesinato de Otilio Cantú Cantú, el gobernador del estado, Rodrigo Medina, celebró los avances del caso, pero aseguró que continúa abierto y descartó darle carpetazo hasta que se resuelva en el ámbito judicial.

Tras la polémica inicial sobre qué tribunal atraería el caso, el mandatario aseguró que la Procuraduría de Justicia cumplió con entregar toda la información relacionada al incidente, registrado el 18 de abril de 2011 en la avenida Lázaro Cárdenas.

“"Ahora es un tema de carácter judicial que compete a otro poder, no al Poder Ejecutivo. Sin embargo, nosotros no hemos soltado el caso ni le hemos dado carpetazo, vamos a estar muy atentos a que esto evolucione.

“"Qué bueno que haya habido avances, pero esto debe concluir hasta una sentencia, si el juez la determina condenatoria, pues condenatoria"”, sostuvo.

Medina aseveró que el hecho, en el que militares en uniforme de policías estatales victimaron a un inocente y alteraron la escena para hacerlo pasar como delincuente, trajo enseñanzas y campos de acción a las autoridades.

Al ocurrir casos similares en otros municipios, dijo que se volvió indispensable alinear los protocolos de actuación de las fuerzas federales en las policías locales, a fin de evitar más bajas de civiles ajenos a hechos criminales.

“Hay una alerta que se prendió en su momento para poder dirigir muy bien la actuación de los militares dentro de las corporaciones civiles, siempre hay un riesgo porque los elementos militares están adiestrados a otro tipo de actividad, que al ajustarse a la actividad de una policía civil sufre trastornos”, refirió.

Aunque negó que el suceso haya complicado la incorporación de nuevos elementos militares a la Secretaría de Seguridad Pública, reconoció la necesidad de que a nivel nacional se legisle sobre esta colaboración entre entes federales con los estados y municipios.

Sin dar un plazo estimado, Medina anticipó que a futuro ya no habrá dependencia de la participación militar en los trabajos de seguridad, pues la intención es que Fuerza Civil asuma por completo este rol.

LUIS GARCÍA