27 de agosto de 2013 / 09:31 p.m.

Conscientes de los errores cometidos, los integrantes del Puebla de La Franja, que no realizaron el viaje para disputar la Copa MX, continuaron los trabajos para encarar lo que será la aduana del próximo domingo en casa ante los Potros de Hierro del Atlante, donde el resultado será clave por la situación porcentual que viven ambos cuadros, según reveló el zaguero norteamericano, Michael Orozco.

"Creo que más allá de lo que haga Atlante nosotros tenemos que ganar, no hay de otra, tenemos eso desde el día de hoy que es ganar, toda la semana nos vamos a preparar para ir a ganar, ir por el partido, no nos importa otra cosa más que enfocarnos en ganar en casa, hemos trabajado para no cometer los mismos descuidos del partido del fin de semana".

Orozco precisó que con el transcurso de los días el cuadro ha entendido mejor las exigencias que pide el timonel, Ruben Omar Romano, donde los errores han dado al traste con lo que el estratega planea, por lo que no hay más que seguir trabajando y no decaer en su afán de lograr su cometido.

Pese al descalabro a manos del Cruz Azul, precisó que el plantel se encuentra de buen ánimo pues sabe que va por el camino indicado, a sabiendas de que lo sucedido debe quedar atrás con esfuerzo en cada práctica, pues necesitan ya darle una satisfacción a sus seguidores que esperan una victoria desde hace nueve cotejos en la entidad.

"Más de lo mismo, falta de concentración, de lo del torneo pasado, que en los últimos minutos nos sacaron el partido, tenemos que seguir trabajando, los partidos son cerrados siempre, tenemos que sacar los resultados jugando en casa, este sabor amargo lo tenemos todos, nada más es seguir trabajando, ya hicimos gimnasio, trabajo físico, prepararnos bien para jugar con Atlante para tratar de ganar, darle esa satisfacción a nosotros y a la afición que lo espera mucho".

Por último, resaltó que el apoyo de sus aficionados es fundamental, ya que el empuje desde la tribuna les da un extra de motivación para salir e intentar lograr el triunfo, situación que en los dos últimos choques no se ha hecho notar, al destacar que en la tribuna hubo más colores del rival, lo que afirmó no debe permitirse en lo sucesivo.

Edgar González