5 de junio de 2013 / 12:33 a.m.

Para el diputado priista Édgar Romo García, las reformas "estaban viciadas de origen" y la propuesta era inconstitucional, por lo que resultaba ser una "ilegalidad".

 

Monterrey.- • El líder de la bancada del PRI en el Congreso del Estado, Édgar Romo García, dijo no estar sorprendido por el "veto" aplicado por el Gobierno estatal a las reformas a la Ley de Transporte, pues dijo que "estaban viciadas de origen" y descartó que prospere un segundo intento del PAN.

Entrevistado respecto a las observaciones hechas por el Ejecutivo del Estado a la Ley del Transporte, que facultaban a los diputados locales para fijar las tarifas del transporte público, Romo García señaló que desde un inicio advirtieron que la propuesta era inconstitucional, pues invade las esferas del Ejecutivo.

Además, señaló que la forma en que fue aprobado el dictamen, en sesión extraordinaria en miércoles y sin la presencia de la mayoría de los grupos legislativos, resultaba ser una ilegalidad.

"Las observaciones que hace el ejecutivo están totalmente apegadas a lo que marca la constitución, finalmente estamos frente a una ley que venía viciada desde origen, de una sesión donde se cometió un fraude legislativo y número dos, principalmente su contenido donde el legislativo, los diputados de Acción Nacional, pretenden realizar labores de otros poderes", explicó.

"El Poder Ejecutivo es el que ejecuta las leyes y el legislativo es el que las expide, entonces no puedes ser juez y parte, no puedes expedir la ley y tú mismo ejecutarla porque entonces se desequilibran los poderes públicos, y en un tema tan técnico como es fijar las tarifas de transporte público, pues deben dejársela a los expertos", agregó.

Romo García señaló que, además, el Congreso del Estado representaría un problema para la definición de tarifas del transporte al tratarse de un tema técnico netamente.

"No pueden ser todólogos, no se ponen de acuerdo ni ellos mismos para poder designaciones hacia el interior de su partido, como es el caso de la permanente, si quieren que el tema se atrase que lo manden al Congreso".

Por otro lado, el líder de la fracción legislativa del PRI advirtió que, tal y como lo hicieron hace dos semanas cuando el pleno aprobó las reformas con el voto simple de 22 diputados, no apoyarán un segundo intento del PAN, que necesariamente requeriría el apoyo de todos los grupos minoritarios y al menos un diputado priista.

"Nosotros siempre estuvimos en desacuerdo con que el Congreso fije las tarifas, nunca hemos avalado tal, creemos que deben ser las autoridades gubernamentales y no los diputados que quieran hacerla de todólogos, al rato van a querer poner alumbrado público".

Este lunes el Gobierno del Estado envió al Congreso local las observaciones a las reformas a la Ley del Transporte que buscaba dejar en los diputados la facultad de fijar las tarifas del transporte.

REYNALDO OCHOA