17 de septiembre de 2013 / 07:11 p.m.

El técnico de Atlas, Omar Asad, continúa mostrando tranquilidad y confianza de mantenerse firme en el banquillo rojinegro, esto a pesar de sumar diez juegos sin conseguir la victoria, cosechar seis puntos de 30 posibles y ser hasta el momento la peor defensiva del futbol mexicano.

"No hablé con los dirigentes de esa manera (ultimátum), simplemente ha sido de apoyo, tengo una reunión con ellos para charlar sobre los pasos a seguir, en ningún momento me dijeron gana el sábado o te vas en la noche".

En los pasillos de Colomos se habla de que el presidente Eugenio Ruiz Orozco ya habló con Daniel Guzmán, y que el Travieso llegaría a los Zorros ante un nuevo mal resultado ante Veracruz este fin de semana, sin embargo, el Turco confía en calmar las aguas con un triunfo ante los Escualos.

"Tengo mucho diálogo con los dirigentes, están en todo su derecho de elegir un cambio si ellos ven que no hay una mejoría, pero ellos ven y evalúan muchas cosas como el cómo se trabaja, cómo se estaba jugando hasta este último partido. Los resultados no venían pero sabíamos que jugando de esta manera podían llegar, y yo no soy quien para auto proclamarme eterno acá, sé que depende de los resultados y es normal que ante una mala racha se piense en cambiar y se escuchen nombres.

"Tenemos que ganar el sábado (a Veracruz). Aquellos que me conocen saben que no voy a defenderme, voy a tratar de doblegar al rival, me duele este momento, no lo esperaba, pero apostamos a ganar el próximo partido porque nos vendría muy bien", comentó.

Rigoberto Juárez