26 de abril de 2013 / 07:05 p.m.

El gobierno de Oaxaca advirtió que no habrá “vuelta de hoja” al convenio que firmará el próximo 29 de abril con la federación para conjurar el conflicto surgido por la deuda por Seguro Popular.

El secretario de Salud estatal, Germán Tenorio, aclaró que el tema del Seguro Popular ya se resolvió “no en las mesas de negociación locales, sino en la Ciudad de México con los titulares del Instituto Mexicano del Seguro Social y la Comisión Nacional de de Protección Nacional en Salud”.

Precisó que el convenio que se signará, ya pasó por el jurídico de cada instancia y se suscribirá en la fecha acordada “sin vuelta hoja a pesar de la presión que ejerzan algunos grupos”, confió.

Dejó claro que solo se aportarán 70 millones de pesos y nueve ambulancias y cada año, una vez que opere el acuerdo se aportarán entre 30 y 50 millones de pesos anuales además de que habrán cláusulas especificas que deberán ser acatadas “de manera obligatoria para que esto funcione de la mejor manera”.

El funcionario lamentó que se haya politizado la deuda por parte de la dirigencia de la sección 28 del SNTSS, sin presentar cifras reales y documentos que ampararan las mismas solo con la intención de golpear y lastimar la imagen del gobernador Gabino Cué.

“Aquí el que no cumplió el acuerdo, que no firmamos nosotros fue el IMSS y ello lo sabe el actual delegado”, señaló.

El funcionario estatal reconoció que el sistema del Seguro Popular tiene el problema de que no existe un orden en el número de beneficiarios y ello, dijo, no solo ocurre en Oaxaca “también en otros 20 estados”.

Recordó que hace 7 años, cuando se encontró al entonces comisionado del Seguro Popular que después se convirtió en secretario de Salud en el régimen de Felipe Calderón, Salomón Chertorisky, le cuestionó acerca de cómo iniciar masiva de filiación, en un sistema donde habría usuarios que también reportarían ser usuarios del ISSSTE o IMSS.

Y me respondió que el sistema habría sido diseñado y planeado por los actuarios del ITAM y especialistas y era brillante por que se ofreciera una atención universal de los servicios medico a todos los mexicanos.

Tenorio dijo que desde su concepción no puede tener seguro popular, quien es beneficiado de otros sistemas, y al tiempo ha encontrado que hay usuarios del seguro popular que no solo duplican sino triplican los beneficios y todavía se queja y va a pagar por los servicios al médico privado, lo que ha causado que se reviente el sistema de salud nacional en México, confió

El secretario de salud de Oaxaca fue más allá y puso como ejemplo, “la mamá es profesora, la familia tiene ISSSTE, el papá es obrero y tiene Seguro Social y viven en una colonia conurbada del municipio de Tlacolula y llegaron y afiliaron nuestras brigadas y también tienen Seguro Popular, eso son los problemas estructurales, porque cuando tienen un problema médico no acuden a las instituciones oficiales van a pagar por servicios médicos con su médico de cabecera”.

“Creemos que este tipo de situaciones además de una carga para el estado y la federación representa una gran confusión, por que hay triplicidad”, sentenció.

Tenorio exigió limpiar el padrón de IMSS oportunidades, para que quien sea beneficiario no tengan ni seguro popular e ISSSTE.

Es necesario cruzar padrones, para decirle a la gente que decida que régimen va tener por qué no puede tener los dos, porque satura los servicios y genera trastornos en la planeación y operaciones de los planes y programas de salud.

Por ello adelantó que en el convenio que se signará entre el IMSS y el Seguro Popular se habrá de acordar pagar al instituto solo los servicios médicos que se atiende, en ánimo de evitar las sobrecargas y saturaciones que se denuncian.

Oscar Rodríguez