9 de mayo de 2013 / 12:01 p.m.

Monterrey.- • La irresponsabilidad de los padres que incumplen con los gastos de alimentación debe sancionarse con mayor severidad, consideró la presidenta del Poder Judicial en Nuevo León, Graciela Buchanan.

Al detectarse que cada vez son más los casos de justicia familiar en los que el padre no entrega la cantidad acordada ante el juez para la manutención de sus hijos, la magistrada advirtió que este hecho debe equipararse a una deuda fiscal, como la contraída con los bancos.

“Todavía no hemos evolucionado en el término de sanciones; (…) creo que no hemos sido lo suficientemente duros para sancionar a quienes incumplen con la obligación fundamental que tienen hacia sus menores incapaces.

“"Debemos de endurecer sanciones para quienes incumplan los alimentos o evadan la obligación alimenticia o simulen… que haya así como cuando una persona debe dinero a una institución bancaria o a una automotriz, si no paga, le quitan el mueble, le cancelan el crédito"”, detalló la funcionaria judicial.

Buchanan recordó que en distintos foros ha planteado la necesidad de que el Estado ejecute embargos en contra de la parte responsable, a fin de presionarlos para cumplir con sus obligaciones derivadas de la separación.

Este miércoles, la magistrada presentó el libro de su autoría “"Tópicos selectos en derecho familiar"”, comentado por la presidenta del DIF, Gretta Salinas, y el magistrado Eduardo Ochoa, en el que se pugna porque la pensión alimenticia no disminuya en caso de que el padre tenga una nueva familia.

Ejemplificó que, en el vecino estado de Texas, si un padre incumple un mes la pensión alimenticia, la autoridad impone una sanción al responsable.

“"No se debe de modificar el régimen de convivencia para los menores si no hay una causa grave, los padres y los niños tienen derecho a convivir. Otro tema es que los alimentos definitivamente es también que el hecho de que tengan nuevos hijos no reduce (la pensión) y que el hecho de que quieran evadir su pensión alimenticia sea causa de que sea ejecutivo por parte del Estado"”, refirió.

La presidenta del Tribunal Superior de Justicia advirtió que en los años recientes los casos familiares han crecido a la par de los delitos relacionados con el narcotráfico.

“"Al nivel de la delincuencia organizada, de ocho años para acá, podría hablar sin temor a equivocarme de un mil por ciento los asuntos familiares, no un cien por ciento. Se ha ido avanzando, pero todavía tenemos que ajustar más"”, consideró.

Por ello, urgió a que los diputados locales generan a la brevedad las reformas necesarias en la materia.

LUIS GARCÍA