15 de enero de 2013 / 12:43 a.m.

 Decio de María, presidente de la Liga MX dijo hoy que "no hubo dolo" en que algunos futbolistas extranjeros hayan jugada sin visa de trabajo, pero aceptó que algunos clubes "no hicieron su chamba", en el cumplimiento de la ley.

"El mismo sistema de cómputo, el software, te valida o no quien está autorizado para jugar, entonces en la jornada uno, se validaron las cédulas y se autorizó, en la jornada dos se procedió exactamente igual. No es un tema de personas, es de software", dijo el directivo en conferencia de prensa.

Durante la jornada uno del Torneo Clausura 2013 de la Liga MX, se informó que el club Querétaro alineó a los colombiano Wilberto Cosme y Omar Vásquez y el peruano Juan Carlos Mariño, en el encuentro que terminó 2-2, ante el local León.

Como Gallos Blancos, al igual que Atlas, lucha por evitar el descenso, se manejó en el medio futbolístico de una alineación indebida, a lo cual Decio dijo, "aquí no hubo dolo y por tanto no hay nada que perseguir".

Ante la violación de la ley, agregó, "quien puede sancionar son ellos (la autoridad civil). Espero que no lo hagan", para luego decir, "reitero, aquí nadie está trabajando con dolo porque el futbol es público y transparente".

En cuanto al desarrollo de los encuentros del fin de semana pasado, declaró que "la jornada estuvo movida, hubo de todo. La jornada no defraudó".

Y en cuanto a los yerros de los silbantes, respondió, "yo no soy responsable de los árbitros, soy usuario de los árbitros y como usuario no me gustan los errores".

Comentó que la ocupación de los estadios fue del 72 por ciento y hubo una teleaudiencia de unos 27 millones de personas.

Notimex