3 de julio de 2013 / 01:31 a.m.

Oaxaca • En al menos cinco municipios no se instalarán casillas el próximo domingo 7 de julio donde se elegirán a 153 presidentes municipales y la renovación del Congreso estatal, además de que se reportan 26 posibles focos rojos por conflictos sociales, agrarios y políticos.

A la par de este escenario prevalece la amenaza por parte de los maestros de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) y organizaciones integrantes de la nueva Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), por sabotear los comicios estatales.

Sin embargo el gobierno oaxaqueño ha ordenado reforzar la seguridad para velar por la integridad de los funcionarios electores y de los votantes.

En tanto, el Presidente del Consejo General del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEyPC); Alberto Alonso Criollo, precisó que se tiene previsto un plan de contingencias para evitar trastornos al desarrollo y organización de las jornadas comicial por las protestas magisteriales.

“En caso de que los profesores, traten de tomar la sede del Consejo General, y de los 25 distritos y 153 municipales, tenemos previsto un plan “B” para dar cauce a cualquier tipo de contingencia, determinando, incluso, realizar las sesiones del órgano electoral en sedes alternas”.

Adelantó que oportunamente se ha logrado la entrega y distribución de la paquetería electoral, misma que afirmó esta bajo resguardo de elementos policiacos y militares.

Detalló que se pidió el apoyo al gobierno estatal, particularmente a las secretarías generales de Gobierno y de Seguridad Pública, para velar por la integridad del personal que labora en cada una de las sedes electorales, disponiéndose de una estrategia dirigida con la protección con vallas metálicas dentro del perímetro de cada uno de los edificios electorales.

Agregó que los municipios donde ha existido la oposición de los pobladores para no ubicar casillas, son los municipios de Santa María Chimalapas, San Dionisio y San Mateo del Mar en la región del Istmo Tehuantepec, San Juan Copala en la zona Mixteca, San Juan Cotzocón y Santiago Yaveo en la región Mixe.

En lo general el árbitro electoral confió en que prevalezcan en la mayor parte de los distritos y municipios condiciones para celebrar elecciones limpias, pacíficas y transparentes.

Aclaró que el dialogo con los lugareños no está agotando, no se descarta la posibilidad de que se logre un acuerdo que permita ubicar los centros de votación.

En su oportunidad, el secretario de Seguridad Pública estatal, Marco Tulio López Escamilla, informó que se ha puesto en marcha el operativo "Elecciones 2013", donde participan más de tres mil elementos de la policía estatal y municipal, los cuales se distribuirán en los 25 distritos electorales y 153 municipios donde se llevarán a cabo los comicios.

Dejó en claro que la función de las corporaciones policiales será inhibir cualquier brote de violencia o confrontación entre los actores o simpatizantes de los diferentes aspirantes a puestos de elección popular.

Manifestó que habrá especial atención en los municipios con algún tipo de complejidad social, política o agraria, como Santa María Chimalapas, San Pedro Apóstol y San Mateo del Mar, entre otros. "Estaremos atentos para cuidar la elección en los 153 ayuntamientos regidos bajo el sistema de partidos políticos y los 25 distritos electorales en donde se elegirán diputados", reiteró.

Manifestó que la voluntad de los oaxaqueños y sus aspiraciones democráticas serán garantes de tener unas elecciones que sean ejemplo de paz y civilidad.

En tanto, la Secretaría General de Gobierno, ubicó al menos 25 focos rojos de cara a la elección, donde podría haber riesgo de violencia por posibles conflictos de tipo social, y agrario, entre ellos, Nuevo Zoquiapam, Pinotepa Nacional y Santiago Nacaltepec, donde priva un conflicto intermunicipal, Guevea de Humbolt, donde la asamblea acordó no participar en ningún acto público de Gobierno, Santiago Laollaga, San Juan Bautista Guelache, Santa María Atzompa, El Espinal donde hay antecedentes de conflicto postelectoral, Jalapa del Márquez, donde hay disputas políticas, San Juan Mazatlán, donde hay la negativa a permitir la posible instalación de casillas, lo mismo que Santiago Yaveo y Santa María Chimalapas, mientras que en San Juan Mixtepec, San Miguel del Puerto y Santiago Amoltepec privan disputas por limites de tierra.

En esta lista se agregan los conflictos en San Dionisio del Mar, y Álvaro Obregón, Juchitan, donde hay grupos que se oponen a la instalación de parques eólicos.

En Santiago Choapam, y Santa Lucia del Camino donde priva un vacío de poder, y no hay gobierno constitucional, fungiendo administradores municipales.

San Juan Copala, que se ubica en el corazón de la zona triqui, donde hay un proceso de pacificación en proceso.

Ocotlán y Miahuatlán donde existen toma de palacios y problemas por la rendición de cuenta de alcaldes. Y San José El Progreso, donde hay la disputa por la operación de una mina de plata.

OSCAR RODRÍGUEZ