9 de junio de 2013 / 03:58 p.m.

Explica que tienen más de 100 millones de registros para saber detalles de cualquier persona, y que la consulta cuesta 18 dólares.

 

México • El pago de 18 dólares puede ayudar a disminuir el riesgo de un potencial secuestro, ser víctima de fraude o incluso evitar casarse con quien cuente con un pasado legal turbulento.

A través de la página de internet Buró de Investigaciones Legales, es posible consultar si una persona ha sido demandada en México, si ha solicitado algún tipo de amparo contra la acción de la autoridades, si es buscada por la DEA, el FBI o ha sido señalada por el Departamento del Tesoro estadunidense.

De esta manera, asegura Manuel Sarkis, director operativo de la firma, es posible tener una "fotografía" de la gente con la que se está relacionando.

"Desde el guardaespaldas que te iba a cuidar para ver si no había tenido ningún amparo contra una orden de aprehensión o si estaba siendo buscado por el FBI, hasta la chava que se iba a casar y tenía que saber si el príncipe azul no era un sapo verde y si la princesa no era una lagartija", detalla.

La empresa cuenta con más de 100 millones de registros para su consulta y, de acuerdo con sus administradores, la información proporcionada mediante el pago de 18 dólares por cada consulta se convierte en una "herramienta para no ser vulnerables ante el crimen o los defraudadores o para conocer por lo menos con quién estamos haciendo negocios".

En el Buró de Investigaciones Legales, señala Sarkis, "no somos investigadores privados, no somos policías. Somos facilitadores de información pública a la ciudadanía".

El sistema da acceso a toda clase de información pública judicial, administrativa, laboral y otro tipo de datos más delicados, como si existen asuntos pendientes con el Departamento del Tesoro de EU o si se es parte de la lista de los más buscados del FBI o de la DEA.

Este servicio, explica, ha sido usado como un instrumento para la contienda política, pues la gente de Vicente Fox lo usó para sacar todo el historial del equipo de Francisco Labastida; los colaboradores de Andrés Manuel López Obrador la han usado; panistas, priistas, perredistas.

"Hay políticos que han checado todo su futuro gabinete y el que sale no lo ponen. Esos son los sensatos. Dicen ‘oye, este tiene divorcios, este tiene juicios’ y entonces dicen ‘te quedas de asesor pero ya no eres secretario, porque me vas a provocar un problema’. Por lo menos para tener la foto de con quien estás, porque caras vemos corazones no sabemos".

Al colocar en esta herramienta el nombre de Enrique Peña Nieto, el sistema indica que existe una controversia del orden familiar con Maritza Díaz Hernández, radicada ante el juez tercero de lo familiar de Toluca, en Metepec, Estado de México.

Al realizar el mismo procedimiento con Vicente Fox Quesada, aparece un juicio ejecutivo mercantil entre él y Cristóbal Fox Quesada, que data desde 2009.

En el caso de Andrés Manuel López Obrador aparece una larga lista de las demandas que tuvo que enfrentar como jefe de Gobierno del DF.

Al hablar sobre la necesidad de conocer el pasado legal de los gobernantes y de quienes aspiran a serlo, Sarkis asegura que "una persona que no le da pensión a su hijo y lo estás poniendo en un puesto de una responsabilidad especial, pues sabes que si no cumple con sus hijos, no va a cumplir con el ciudadano ni tampoco con su jefe".

Afirma que una de las posibles aplicaciones de esta herramienta será conocer los antecedentes de aquellos que integran las distintas policías del país.

"Deberíamos empezar por ver con quién estamos durmiendo, para ver si no estamos durmiendo con el enemigo. No solo policías. A mí me encantaría ver quién es mi diputado, quién va a ser mi candidato a diputado, quién va a ser mi presidente, quiénes son los funcionarios que están trabajando para mí".

Al preguntarle si puede dársele un mal uso a esta información, dijo que si en el sistema se encuentra que algún político tiene, por ejemplo, dos procesos de divorcio que se llevan al mismo tiempo, obviamente será una información valiosa para sus adversarios políticos. "¿Pero quién la provocó? Él, por no tener una conducta moral y ética que debe tener un funcionario de ese tipo".

ENTREVISTA POR DANIEL VENEGAS