3 de septiembre de 2013 / 11:38 p.m.

Relegado a un papel de suplente en Manchester United y recién recuperado de una lesión, el delantero Javier Hernández admitió el martes la posibilidad de ser relegado a la banca con la selección mexicana que el viernes enfrentará a Honduras en un partido clave por las eliminatorias mundialistas de la CONCACAF.

Hernández, la gran figura de México en los últimos años, se lastimó de un tendón en la corva y apenas ha disputado 17 minutos de la temporada en el partido en que los Diablos Rojos perdieron con el Liverpool el pasado fin de semana.

"Llevo 15 días en que estoy al 100 por ciento y me siento bastante bien", dijo Hernández el miércoles al final del entrenamiento del equipo mexicano. "Pero Oribe (Peralta) pasa por buen momento y yo siempre lo he mencionado, yo no sé si voy a jugar porque nadie aquí tiene la alineación segura, hay que esperar y estamos a las órdenes".

La lesión de Hernández le impidió estar en un amistoso ante Costa de Marfil en el que Peralta tomó su puesto en la delantera y brilló con un par de goles en un triunfo de los aztecas.

Peralta había pasado por varias lesiones luego de ser la figura de México para ganar la medalla de oro en los pasados Juegos Olímpicos y parece estar en mejor forma para enfrentar a Honduras.

"Yo donde tengo que hablar es en la cancha, eso (su alineación) te lo puede contestar el 'Chepo' (el técnico José Manuel De la Torre), aquí somos 23 jugadores y estamos a las órdenes de la selección para representar este escudo", agregó Hernández.

En una meteórica carrera con selección mexicana, Hernández acumula 35 goles con la camiseta verde y ya es el tercer mejor anotador de todos los tiempos empatado con el retirado Luis "Matador" Hernández.

Dos de esas anotaciones las consiguió en San Pedro Sula, en la segunda fecha de las eliminatorias mundialistas, cuando México igualó 2-2 con los catrachos.

Ese fue uno de los cinco empates que México tiene en el hexagonal.

"Gracias a Dios el ánimo está hasta arriba para poder trabajar, esperemos que la gente nos apoye y poder responderles como siempre. Creo que la actitud ha estado al 100, pero los resultados no se han dado", agregó Hernández. "Ya no hay tiempo que perder, si queremos clasificar tenemos que ganar todos los partidos que nos quedan, sabemos lo que representan".

Con ocho puntos luego de seis fechas, México es tercero en el hexagonal y trae muy de cerca a Honduras con siete unidades.

"El ánimo no se ha perdido, tenemos las ganas de trabajar para poder revertir estos malos resultados", concluyó Hernández.

Cuatro días después de enfrentar a Honduras, México visita a Estados Unidos en Columbus, Ohio.

Ap