4 de marzo de 2013 / 12:22 a.m.

A pesar de que se vieron afectados por una decisión arbitral que les puedo haber permitido el triunfo, en el gol que le anularon al argentino Marín Bravo, el técnico de Pumas, Antonio Torres Servín dijo que no exigirá nada a la Comisión de Arbitros.

"No exigiré nada, porque no soy nadie para exigirle al arbitraje, pero sí que pongan más atención, porque los muchachos hacen un gran esfuerzo y yo tengo que preocuparme por mi equipo y lo otro se lo dejó a la Comisión y el gol anulado, ustedes lo han visto".

El estratega del conjunto universitario señaló que esa situación que vivieron ahora con el arbitraje de Roberto García Orozco, quien le anuló el gol legítimo de Bravo y que pudo hacer el 2-1 a su favor, no es sólo de este partido, sino que ya ha pasado en anteriores encuentros.

"Ustedes lo vieron claro, no ha sido sólo en este partido ya son varios, en Atlas nos empatan con una pelota que no sale e influye en el marcador, contra Querétaro el segundo gol no es fuera de lugar, el penal contra Cruz Azul y en San Luis hay un gol que no nos marcan, pero esas son cosas de ellos (los árbitros)", señaló.

A pesar de estas cinco ocasiones, en las que su escuadra se ha visto afectada por decisiones arbitrales que les pudieron significar puntos para estar en una mejor posición dentro de la tabla general, Torres Servín confía ciegamente en los hombres de negro.

"Estoy seguro que no es de mala fe, porque el futbol en México es muy limpio pero sí les pido que estén muy atentos a eso, los de la Comisión de Arbitros", demandó el timonel.

Dijo que este tipo de situaciones no les van afectar en sus aspiraciones, pues saben que tiene que dejar que el silbante haga su trabajo, "pues entendemos que cuando un equipo es protagonista tiene que olvidarse de esas circunstancias"

Notimex