Sandra González 
31 de julio de 2013 / 01:21 a.m.

 

 

Monterrey  • El gobernador, Rodrigo Medina de la Cruz aseguró que no fue él quien excluyó a la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, de los eventos efectuados en la ciudad capital el pasado sábado y que estuvieron encabezados por la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles.

La ausencia de la edil en el arranque del programa federal denominado Cruzada Contra el Hambre, causó polémica pues son 190 colonias de su municipio las que se verán beneficiadas pero ella no fue testigo de tal evento.

Su presencia tampoco fue requerida en el inicio de la construcción del Centro Comunitario San Bernabé donde el mandatario estatal y la funcionaria federal colocaron la primera piedra del inmueble que beneficiará a la zona norte en Monterrey.

Ante los cuestionamientos sobre su ausencia en dichos eventos, Arellanes Cervantes aclaró que no fue enterada.

A pregunta expresa de por qué no invitó a la alcaldesa de Monterrey, Medina de la Cruz enfatizó que no correspondía a su oficina realizar la invitación por tratarse de un evento organizado por la SEDESOL.

“No, no, no, no fui yo, es un tema de agenda que no es abiertamente del gobernador y se hace con Desarrollo Social Federal, es un programa nacional, insisto que desconozco los detalles de eso pero si quiero dejar muy claro que no hay ningún tema de carácter político ni una situación de hacer diferencias partidistas”, indicó.

Siendo la Cruzada Contra el Hambre un programa donde se invertirán 850 millones de pesos, provenientes de 17 secretarías de estado, Rodrigo Medina de la Cruz dijo que sí hubo una reunión con la edil regiomontana y la funcionaria federal.

“Incluso tuvimos una reunión donde estuvo la alcaldesa de Monterrey con la secretaria de Desarrollo Social y todo el equipo de trabajo viendo los detalles de la Cruzada Contra el Hambre”, puntualizó.

Margarita Arellanes también ha cuestionado que no se invite a los alcaldes a las reuniones de seguridad donde solo asisten los secretarios de esta área, a lo que el gobernador respondió que corresponde a la Mesa de Coordinación definir las estrategias con los secretarios.