25 de mayo de 2013 / 02:14 a.m.

El jugador alemán del Borussia Dortmund Mats Hummels aseguró hoy, a falta de un día para disputar la final de la Liga de Campeones frente al Bayern de Munich en Londres, que ni él ni sus compañeros piensan en la derrota.

"Tenemos una oportunidad fantástica con un equipo que ha crecido y que se entiende para agarrar la mejor copa del mundo. No pensamos en el escenario de la derrota", señaló en rueda de prensa el central, de 24 años.

Hummels acompañó al jugador alemán Sebastian Kehl frente a los medios de comunicación momentos antes de entrenar en el césped del estadio de Wembley, en Londres, donde mañana se disputará la primera final alemana en la historia de la Champions League.

De cara a la preparación del duelo, Kehl indicó, al igual que su entrenador, Jurgen Klopp, que el Borussia conoce muy bien al Bayern de Munich, aunque el vencedor del torneo se decidirá en "los pequeños detalles".

"Cada uno sabe cómo juega el otro, pero el partido de mañana se decidirá por detalles pequeños. No sabemos las tácticas y no va a haber muchas sorpresas en ese sentido", dijo el centrocampista, de 33 años.

Para él, levantará el trofeo aquel equipo que "vaya a por el partido, que disfrute más y que no lo experimente como una situación de presión, sino como una oportunidad".

El Borussia aspira mañana a alzar su segunda Champions League, que ya consiguió, por sorpresa, en 1997 frente al Juventus: "Ese año fue espectacular para este equipo, fue algo tremendo", recordó Kehl.

Por su parte, Hummels, que arrastraba una lesión en un pie, aseguró que está "listo" para la esperada final, pese a que cuando se lo dañó se llevó un "susto enorme".

"Cuando me di cuenta de que estaba mejor, me sentí mas optimista y saber que podía estar en la final me hizo muy, muy feliz", declaró el central.

EFE