24 de febrero de 2013 / 02:53 a.m.

Chiapas.- Samuel Toledo Córdova Toledo, alcalde de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, advirtió que no se permitirá la ingobernabilidad en el primer cuadro de la ciudad pese al intento de algunos líderes de ambulantes por apropiarse de los espacios públicos.

El presidente municipal de la capital del estado informó que tras los desmanes ocurridos en el primer cuadro de la ciudad por alrededor de 600 comerciantes informales de extracción indígena, no se reportaron heridos.

También informó que son 18 las personas que se encuentran detenidas responsables de los disturbios que causaron pánico en el centro capitalino, a quienes se les aplicará la ley.

Precisó que el operativo iniciado desde el viernes y que concluyó este sábado es en respuesta a demandas ciudadanas y del comercio organizado, quienes presentaron denuncias por los efectos negativos que causa la venta en vía pública sin orden ni legalidad.

Toledo explicó que se está llevando a cabo un padrón de los vendedores que están legítimamente operando en las calles, no obstante, existen algunos líderes que “"utilizan las calles de Tuxtla como medio de extorsión”" a los comerciantes y a las autoridades municipales.

La violencia que se generó la mañana de este sábado en el centro tuxtleco fue un intento de dichos dirigentes para evitar que el Ayuntamiento continúe con los operativos de regularización, no obstante, el alcalde enfatizó que se continuará con la regulación para dar a la ciudadanía tuxtleca seguridad en la principal zona de la ciudad.

HERMES CHÁVEZ