1 de julio de 2013 / 06:46 p.m.

Julen Lopetegui, entrenador de la selección española sub'20, aseguró hoy que su equipo no "se siente nada", en referencia a si son favoritos en el Mundial de la categoría que se disputa en Turquía,

 

En octavos de final, se miden a México, un rival "con un potencial muy grande".

 

"Es un equipo que conocemos bien, formado con una base de jugadores que quedaron campeones del mundo sub-17 hace dos años más otros que han sido campeones olímpicos en Londres", recordó el técnico, según recoge la página web oficial de las selecciones españolas, en la víspera del duelo de mañana en Estambul.

 

"México tiene un estilo de juego muy definido, que llevan trabajándolo desde hace varios años y que les está dando grandes resultados. He tenido oportunidad de ver los tres partidos de México de la primera fase y tuvieron opciones para haber ganado los tres", continuó el seleccionador, campeón de Europa sub-21 este verano.

 

Para él, el tercer puesto de México en la fase de grupos "no se ajusta a los méritos realizados". "Creo que fue superior a Paraguay y Grecia, pero esto es fútbol y, a veces, siendo superior se puede perder. Nuestro partido de octavos se podía haber dado en otra ronda perfectamente", remarcó.

 

"A partir de esta premisa, cada encuentro es de una exigencia mayor, porque ahora ya son partidos de todo o nada. Nosotros tenemos mucha ilusión y muchas ganas y seguro que se ve un buen partido", prosiguió Lopetegui, que también fue preguntado por si los 9 puntos conseguidos en la primera fase le sitúan como favorito al título.

 

"No nos sentimos nada, lo único que sentimos es el máximo respeto por cualquier rival y más tratándose de un rival como México. El resto de lo que se dice es para vosotros, para los medios de comunicación. Nosotros sólo tenemos la ilusión de ser protagonistas y hacer un buen partido", recalcó.

 

El defensa Derik Osede, por su parte, prevé "un partido distinto a los otros" en este Mundial sub-20. "Nos hemos enfrentado con delanteros muy buenos y los de México también intentarán ponernos en dificultades. Nosotros vamos a encarar el partido con la máxima intensidad que podamos y tratar de hacerlo bien para sacar la clasificación adelante", valoró en rueda de prensa.

 

"Estamos haciendo un buen trabajo, hemos resuelto con solvencia los tres partidos clasificatorios, pero ahora vamos a ir paso a paso e intentar ganar a México, que nos va a poner las cosas muy difíciles. De hecho, estos partidos se ganan por pequeños detalles y no podemos perder la concentración ni un instante", aseguró, según recoge la página web de la FIFA.

 

"Creo que, en los dos últimos partidos, los resultados de México han sido un poco engañosos, porque ellos tienen una selección muy potente. A estas alturas todos los rivales son complicados y México tiene un buen equipo, con buenos jugadores tanto física como técnicamente. Creo que son un equipo muy completo, pero nosotros también y no tenemos miedo a ningún rival", añadió.

 

Además, el central recordó los elogios recibidos por el exjugador del Manchester United Gary Neville a través de las redes sociales. "Estoy muy orgulloso. Es un gran halago, porque es una leyenda del fútbol. Y si lo ha dicho es por algo. La verdad es que le estoy muy agradecido", explicó.

 

Derik, que juega en el Real Madrid, se fija en Sergio Ramos. "Ya me gustaría llegar algún día a su nivel, pero hay que trabajar duro para llegar a ser al menos una décima parte de lo que es él", dijo el defensa, que destaca el "buen trabajo" de su selección en este Mundial sub-20.

Agencias