2 de junio de 2013 / 10:39 p.m.

El entrenador portugués José Mourinho reconoció que no siempre se puede ganar títulos con los equipos, y es algo que ha entendido como parte de la profesión, por lo que no hace dramas ante las derrotas.

Un día después de su adiós en el Real Madrid, luego de tres años de dirigirlo, para ahora dar comienzo a una segunda etapa en el Chelsea, Mourinho señaló que fue una costumbre querer ganar siempre y así lo ha buscado en sus clubes: Porto, Chelsea, Inter de Milán y Real Madrid.

"Veinte títulos (conseguidos) en todos los países son muchos, pero me di cuenta de que quería ganar más a menudo y entendí que no ganar es parte de mi vida profesional. Así que la derrota está lejos de ser un drama. Y fue siempre un punto de partida para evolucionar, ahora más", reflexionó el portugués.

Reconoció que en la actualidad es complicado que un grupo vaya hacia la misma dirección, pero ahí está uno de los retos de su labor, debe hacer que funcione su escuadra al parejo para que se puedan conseguir los objetivos.

"Creo que el éxito depende de los objetivos de un grupo. Y cada vez es más difícil que un grupo funcione como un grupo. Los valores se han perdido, la educación y capacitación del personal es cada vez peor y está más influido por los principios morales que se están perdiendo", mencionó al portal Jornal de Noticias.

José Mourinho agregó que en el mundo del futbol y en la vida bien vale la pena pelear por combatir la falsedad: "Luchar contra la hipocresía como un principio de vida vale la pena porque te sientes bien contigo mismo. Luchar contra la hipocresía de pensar que vas a ganar, no vale la pena".

En otro sentido, "Mou" descartó opinar sobre la prensa española, con la que nunca tuvo una buena relación durante su paso por el Real Madrid, al comentar que los ciclos se cierran y ahora se enfoca en su retorno a Inglaterra.

"Desde mi debut profesional siempre he sido de cerrar y abrir ciclos sin hablar de sus aspectos negativos. Voy a tratar de hacerlo y no hablar de la prensa española", atajó el director técnico portugués.

Notimex