26 de agosto de 2013 / 07:25 p.m.

Han pasado siete jornadas del Apertura 2013 y Atlas continúa sin ganar. A pesar de los malos números y de ser el lugar 15 de la tabla general, el técnico Omar Asad se dice sumamente tranquilo por el andar de su escuadra, pues asegura, su directiva no le obliga a calificar o conseguir el título, sino construir los cimientos de cara a la siguiente campaña.

El argentino deja en claro que el proyecto rojinego que hoy encabeza es a largo plazo, por lo que los números y las estadísticas no lo derrumbarán.

"Cuando me contrataron me dijeron tienes este plantel, éstas son las circunstancias en las cuales lo tomas, las situaciones del club, acepté, a mí nadie me obligó a ser campeón, me trajeron a desarrollar un campeonato, a armar un equipo, potenciar chicos y promocionarlos, por curiosidad se dio prematuramente por un montón de circunstancias. Uno desearía meter a los chicos en otro ambiente, más tranquilo, con un desarrollo más amplio, de ánimo más distendido con relación al juego, pero tuvieron que enfrentarse y lo hicieron bien.

"Lo de la Copa es también para darle rodaje a los que no tienen continuidad, en ningún momento me dijeron gana la Copa, me dijeron que armara al equipo, si calificamos a la Liguilla sería bárbaro y espectacular, si no, apostamos para tener una base para torneo que viene", dijo el timonel argentino.

Rigoberto Juárez