23 de noviembre de 2013 / 02:28 a.m.

Monterrey.- Pese al descenso en las temperaturas producto de un nuevo frente frío, las clases en Nuevo León no se suspenderán, afirmó Aurora Cavazos, secretaria de Educación en el estado.

La funcionaria indicó que sólo  se justificarán las faltas producto de enfermedad en los menores, siempre y cuando presenten una receta médica que avale el padecimiento.

A fin de evitar problemas respiratorios en los alumnos, la Secretaria de Educación exhorto a que todos acudan debidamente abrigados a las actividades escolares, y se hizo un llamado a los directivos para extremar las precauciones en las aulas.

“No se suspenden clases, las clases siguen normales, los maestros estamos atentos para dar y prestar el servicio, lo que estamos contemplando ahorita es nuevamente las medidas, extremar el abrigo hacia los niños, nuestros alumnos y a los padres de familia precisamente el que no salgan en las mañanas con muy poquita ropa sino que salgan bien abrigados, esa es la recomendación que tenemos”, expresó.

Luis García