8 de agosto de 2013 / 06:51 p.m.

Luego de las fuertes críticas que han recibido los jugadores del Rebaño Sagrado por parte de sus propios aficionados este día Rafael Márquez Lugo, salió a la defensa de sus compañeros y afirmó que ellos están dispuestos a aceptar la reprimendas de parte de sus seguidores, pero que hay veces en que se pasan.

"No estamos tan mal, ni somos tan malos como la gente lo quiere creer. Nosotros nos debemos a la afición que está siempre con nosotros, nos pueden decir ciertas cosas, pero hay límites que se tienen que respetar", declaró el delantero.

Por otra parte, el ariete del Rebaño Sagrado manifestó que no es que los atacantes de activas estén peleados con el gol, sino que hay veces que no se generan tantas oportunidades para hacerle daño a los rivales.

"Nos han faltado variantes, pero para fallarlas, hay que tenerlas primero. Es cierto que existe presión, no podemos engañar a nadie, si no estamos en los primeros lugares se genera presión", expresó.