LUIS GARCÍA
28 de julio de 2013 / 02:39 p.m.

Monterrey.- • Los sospechosistas y la oposición dirán que se trata de una estrategia para recuperar la capital del estado. Los oficialistas, que es un programa apartidista.

Al margen de las versiones encontradas, la Cruzada contra el Hambre del Gobierno Federal llegó a Nuevo León y la primera etapa será exclusiva para 190 colonias de Monterrey, con una inversión de 850 millones de pesos provenientes de 17 secretarías de Estado.

En charla con MILENIO Monterrey, Rosario Robles Berlanga, secretaria de Desarrollo Social federal, defiende el plan del presidente Enrique Peña Nieto y rechaza tintes políticos en este proyecto y minimiza el que se encuentra focalizado a Monterrey, cuya administración emana del PAN desde hace siete años, es decir, tres administraciones consecutivas.

Robles Berlanga justificó la inversión en las urbes del país ya que fueron olvidadas durante años pese a la migración que experimentan cada año.

Mañana se presentan los resultados anuales de Coneval y, a reserva de la información definitiva, la funcionaria estimó que Nuevo León saldrá una vez más con las calificaciones más altas.

En la reunión privada con dependencias estatales, federales y alcaldes, pidió hacer más productivos los programas asistenciales, a fin de que los beneficiarios puedan salir de ellos a la brevedad con mejores condiciones de vida.

La secretaria de Desarrollo Social del Gabinete del presidente Enrique Peña Nieto expresó que se han firmado convenios con autoridades que provienen de distintos partidos políticos, lo cual habla que en la dependencia que dirige y en sus programas no caben los intereses políticos, y todos deben sumarse a este proyecto, que tiene como objetivo acabar con la pobreza.

¿Cuáles son las metas que tienen para este año para Nuevo León?

En el caso de Nuevo León, en una primera etapa, y aquí quiero ser muy clara, estamos hablando de una primera etapa, escogimos el municipio de Monterrey en sus polígonos de más alta marginación; estamos hablando de 190 colonias, con una población de 20 mil personas en carencia alimentaria y pobreza extrema, que es la población objetivo.

¿De qué inversión hablamos en estas 190 colonias?

Es una inversión de muchas secretarías, estamos hablando del esfuerzo de 17 secretarías, y estamos hablando del esfuerzo estatal y del esfuerzo municipal, hicimos una evaluación en la Comisión Intersecretarial, y estamos hablando de 850 millones de pesos, exclusivamente de los programas focalizados a la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Pero es alimentación, es educación, es salud, es vivienda, es seguridad social, es decir, todos los programas. Hablamos de 70 programas que están en la Cruzada Nacional contra el Hambre, sumados además de los programas que tiene el Gobierno Estatal, que son muy importantes.

¿Cómo algo noble se empieza a pervertir, de manera que los políticos empiezan a cuestionarlo y a decir que tiene un fin electoral?

Evidentemente cualquier programa social, y sobre todo cuando es un programa como éste que va al corazón, y que además estamos yendo hasta el último rincón a supervisar este programa y genera siempre una desconfianza. Nosotros hemos dicho que aquí no valen colores partidistas, colores políticos, lo único que cuenta es que tenemos esta deuda con millones de mexicanos y que todos tenemos que sumar nuestras manos, esfuerzos y corazones (…) yo digo: “Aquí no valen ni regateos ni mezquindades, aquí lo que todos tenemos que hacer es ponernos a trabajar y dar resultados, y darle un blindaje también al programa”.

¿De qué forma?

Hemos hablado de un padrón único de beneficiarios, donde estén todos los beneficiarios de todos los programas sociales, de todos los niveles de Gobierno, que sea transparente, que sea público, que sea auditado de tal forma que nadie pueda utilizarlos de manera electoral.

Aquí en Nuevo León la oposición es particularmente crítica, igual la IP. Seguramente se va a prestar a señalamientos, en este caso del PAN, que gobierna la capital del estado.

Ahorita estuvo en la reunión que tuvimos, la alcaldesa estuvo en la reunión de la Comisión Intersecretarial, yo creo que ella debe estar muy agradecida, porque estamos hablando de un monto considerable de recursos que están llegando al municipio que ella gobierna, y que además demuestra que de parte del Gobierno Federal no hay ningún distingo en relación al carácter político o el origen partidario de los alcaldes o de los gobernantes.

Hemos firmado 31 convenios con los gobernadores, no importa si son del PRI, del PRD o del PAN, con todos hemos transparentado los recursos que van a llegar a sus estados.