9 de enero de 2013 / 11:44 p.m.

Oaxaca • Un grupo de 200 normalistas se manifestó y cerró los accesos de la Cámara de Diputados en Oaxaca para evitar la aprobación de la reforma educativa.

Sin embargo, legisladores locales, a pesar de haber dado entrada a la discusión de la iniciativa, optaron por diferir su discusión y aprobación hasta en tanto no se desarrolle una amplia consulta pública, donde solicitan la intervención de profesores de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Los estudiantes algunos cubiertos del rostros retuvieron tres autobuses del servicio público,- uno de la empresa Transporte Urbanos u Suburbanos Guelatao y dos más de la empresa Choferes del Sur-, que instalaron como barricada frente a la sede legislativa para evitar el paso vehicular.

En tanto el contingente se parapeto en los puertas principales del inmueble golpeado la reja y lanzando consigna contra los legisladores quienes se encontraban en sesión ordinaria.

En un primero momento los manifestantes se oponían a que el personal de la institución abandonara el sitio, hasta que fueron notificados respecto a la decisión de los representantes populares por diferir la discusión de la iniciativa que fue turnada a la Comisión Permanente de Educación, misma que será la encargada de convocar a los foros que sean necesarios para abrir la consulta ciudadana en torno de la iniciativa.

Al respecto, los legisladores oaxaqueños, en su mayoría de izquierda, han destacado la necesidad de abrir el debate de esta reforma y enriquecerla previo a la elaboración de un dictamen y su votación por el Pleno.

El diputado petistas Flavio Sosa, demando que haya una amplia consulta, donde no solo participen los profesores, sino también se invite a los padres de familia y a los académicos, refiriendo que la propuesta aprobada por los legisladores federales carece de consenso popular.

Incluso abundo, debe ser reformada la ley estatal de educación para que se puedan incluir puntos que en la legislación federal no se tocaron, refiriendo que debe respetarse la autonomía sindical.

Indicó que la reforma educativa federal es una oportunidad para que en Oaxaca se eleve la calidad de la educación y la posibilidad de ir a la vanguardia en ese tema.

Refirió que Oaxaca, Chiapas y Guerrero ocupan los últimos lugares en desarrollo educativo debido a que se trata de un problema multifactorial donde confluyen diversos sectores.Y con motivo de esta propuesta de reforma constitucional federal en materia educativa, propuso la posibilidad de abrir en Oaxaca un diálogo amplio y transparente con todos los sectores con miras a lograr un acuerdo entre la sociedad, el gobierno y el Magisterio.

Consideró que en Oaxaca es necesario reformar la Ley Estatal de Educación e integrar un Plan educativo, pues en la medida en que esto se logre habrá la oportunidad de impulsar una iniciativa de vanguardia que permita salir del rezago en que se encuentra ese sector.

En tanto el diputado Perfecto Mecinas Quero, Presidente de la Comisión Permanente de Educación en la legislatura local llamo a ser cuidadoso con la aprobación y rechazo la propuesta de reforma por que podría perjudicar a la educación y la gobernabilidad de Oaxaca.

En tanto el Presidente de la Junta de Coordinación Política de la Legislatura Alejandro López Jarquín aclaro que la presión social y la movilización callejera no detendrán ni modificara la postura o decisión que asuman los diputados respecto al tema de la reforma educativa.

"Cuando tengamos listo el dictamen, mismo que hayamos plenamente consensado buscaremos turnarlo a consideración del pleno legislativo para su aprobación correspondiente".

OSCAR RODRÍGUEZ