21 de agosto de 2013 / 12:15 a.m.

Oaxaca • Un grupo de unos 100 normalistas tomó este martes la caseta de cobro de la autopista Oaxaca-México, en respaldo al paro indefinido y la lucha que encabezan profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, en contra de la reforma educativa federal.

Los inconformes se manifestaron con lonas y pancartas, con la exigencia de que sea derogada la reforma educativa federal promulgada por el presidente Enrique Peña Nieto, y de la abrogación de los artículos 3 y 73 de la misma ley.

En tres autobuses del transporte público que secuestraron en la ciudad de Oaxaca, los estudiantes llegaron hasta la caseta de cobro de la autopista Oaxaca-México, donde impidieron el cobro de peaje a los automovilistas en ambos sentidos, pero realizaron labores de boteo.

Uno de los representantes, Roberto López, indicó que existe el temor a perder los espacios logrados y que se prohíba la plaza automática, que es una conquista ganada en la lucha del movimiento popular.

"Estamos reuniendo fondos a través de boteo para trasladarnos a la Ciudad de México y poder sumarnos a las manifestaciones que realizan los docentes en la defensa de sus derechos y conquistas laborales ganadas en la movilización".

"También queremos reunir dinero para llevar a los maestros, que desde el lunes están accionando para ayudar a su alimento y cobijo".

Aseguró que los estudiantes normalistas no permitirán que se trastoquen sus derechos, y urgieron una flexibilización de la actual política educativa que se opone al otorgamiento de plazas para los normalistas que egresan de la carrera.

Los inconformes no descartaron la posibilidad de radicalizar su postura y de ejercer acciones de presión.

ÓSCAR RODRÍGUEZ