24 de junio de 2013 / 01:26 a.m.

Vicente del Bosque, entrenador de la Selección de España, se dijo consciente de la dificultad que supone enfrentarse a Italia, pero recordó que su objetivo es estar en la gran final de la Copa Confederaciones Brasil 2013.

Esta tarde, España confirmó su clasificación a las semifinales de dicho certamen, el cual nunca han ganado, tras vencer 3-0 a su similar de Nigeria, en el último partido del Grupo B, en el que acabaron líderes.

Su adversario en la antesala será la "squadra azzura", quien finalizó en la segunda posición del Sector A, para reeditar la final de la Eurocopa del año pasado, misma que ganó la "Furia Roja" por 4-0.

"Es un rival difícil, de los grandes de Europa y del mundo, pero nuestro reto es jugar la final el día 30 de junio, por lo que hay que superar a Italia, que tendrá fresca aún la final de la Eurocopa y que vendrá con espíritu de revancha", advirtió.

"Pocas cosas han cambiado en ambas selecciones. Mantenemos un bloque estable y los mismos seleccionadores", continuó el técnico campeón del mundo en Sudáfrica 2010, durante una conferencia de prensa.

España avanzó de forma invicta y estableció un record de 28 partidos oficiales sin derrota, al cuestionarle sobre la clave de su juego, Del Bosque comentó: "la clave de nuestro juego es que todos se sienten un poco defensas, un poco centrocampistas y un poco delanteros. Y en esa riqueza está la dificultad para los rivales".

Finalmente, respecto a su oponente de esta tarde, actual campeón de África, "El Bigotón" sólo tuvo buenas palabras, "Nigeria nos ha disputado la posesión, ha jugado con profundidad y ha pisado nuestra área. En mi opinión ha sido un resultado corto para ambos equipos, porque los dos merecieron más goles", apuntó.

Notimex