1 de marzo de 2013 / 04:24 p.m.

Monterrey •La regeneración del "Nuevo" Barrio Antiguo requeriría de reformas importantes al Reglamento de Zonificación y Uso de Suelo de Monterrey para permitir edificios de más de un piso, tanto en el área de la avenida Constitución como en el interior del polígono.

En la presentación de este proyecto realizada por el secretario de Desarrollo Sustentable, Fernando Gutiérrez Moreno, se firmó también un convenio de colaboración entre los gobiernos estatal y municipal.

El funcionario estatal señaló que los edificios altos serían hacia el interior de los terrenos y los pisos no se percibirían a nivel de peatón, además de que las fachadas deberán conservar la misma arquitectura del Barrio.

Detalló que existen 169 inmuebles protegidos por el INAH y que no pueden ser modificados de ningún modo, pero poco más de 200 espacios sí pueden ser renovados respetando la reglamentación.

"Hay dos puntos que quiero dejar muy claros, no representa un impuesto de mejoría y no va a haber expropiaciones", afirmó.

Se detalla la existencia un paseo peatonal que una el Barrio Antiguo con el paseo Santa Lucía, el cual será unido por medio de la calle Valentín Gómez Farías.

Además y como ya lo había dado a conocer MILENIO Monterrey, existirán corredores culturales, artísticos, gastronómicos y comerciales, por lo que cada calle tendrá una vocación específica.

El gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, precisó que se trata de un rescate completo al Barrio Antiguo y no sólo eso sino que también se busca la integración de distintos puntos de la ciudad, como son el Paseo Santa Lucía, los museos e incluso la colonia Independencia gracias a la construcción del Multimodal Zaragoza.

El gobernador señaló que se invertirán recursos etiquetados en el proyecto, mismos que se irán erogando con el avance de los trabajos y básicamente para el mobiliario urbano.

En cuanto a los cambios y la permisividad de los edificios, señaló que estos tendrán ciertas reglas, como no ser visibles desde la calle y empelar paredes verdes, además de que la arquitectura sea compatible con las fachadas históricas.

Destacó que la intención es motivar giros habitacionales y de oficinas, pero también pequeños hoteles boutiques que hagan atractiva la zona para el turismo.

"Enfrente no van a ver que las fachadas crezcan pero hacia el interior de la manzana puedes elevar cuatro pisos de manera piramidal como lo vimos en la presentación, vamos a preservar las fachadas, tenemos que dejar el sentido norestense, pero dejarlo muy bien, de primer mundo para que la gente venga, para que sea atractivo, para que venga a comer, para que venga a divertirse, para que venga con la familia, para que venga a una galería de arte, para que camine, para hacer lugares peatonales, vamos a aprovechar algunos espacios para que sean públicos, pequeños parques o lugares en donde la gente pueda estar", puntualizó.

Por su parte, la alcaldesa Margarita Arellanes dijo que el reglamento de Zonificación y Uso de Suelo ya está siendo analizado y tiene que ser modificado a la brevedad.

Confirmó que el uso de suelo sería mixto pues es lo que permite la diversidad de giros que hará posible la regeneración de la zona.

"La parte del Barrio Antiguo permanece, bueno al menos la propuesta es que permanezca con sus alturas, el resto del centro es en donde se liberan alturas, donde buscas privilegiar el uso de suelo mixto, buscas privilegiar que estén las construcciones verticales, obviamente con el equipamiento urbano necesario.

"Tenemos que aprovechar que también por aquí esta es la parte de inicio de la línea 3 del Metro, entonces la movilidad, la capacidad de movilidad aún va a ser mayor en el centro de Monterrey, debemos de aprovechar que también se van a delimitar carriles", puntualizó.

Detrás de las fachadas

Las edificaciones de más de un piso serían hacia el interior de los terrenos y los pisos no se percibirían a nivel de peatón, además de que las fachadas deberán conservar la misma arquitectura del Barrio.

En la zona a remodelar existen 169 inmuebles protegidos por el INAH y que no pueden ser modificados de ningún modo, pero poco más de 200 espacios sí pueden ser renovados respetando la reglamentación que rige actualmente.

DANIELA MENDOZA LUNA