15 de noviembre de 2013 / 07:51 p.m.

La Federación Neozelandesa de Futbol realizó una campaña de ruego a sus aficionados, por medio de su página web, para acudir al Estadio Westpac y llenarlo en su totalidad, cuando el próximo 20 de noviembre enfrenten a la selección mexicana en el partido de vuelta de la repesca mundialista.

Los ruegos surtieron efecto y los boletos para el partido frente al Tri se agotaron, aunque después de la goleada que el propinaron a los Kiwis en el estadio Azteca, hubo gente que, desalentada, pidió la devolución de su dinero.

En el sitio oficial de la Federación del país oceánico se lee la frase "Necesitamos 35 mil 'All Whites' (apodo con que se les nombra a los jugadores neozelandeses). La oración también está acompañada de la imagen de público neozelandés, los cuales portan la playera oficial del seleccionado de aquel país, junto con palabras de aliento hacia los jugadores.

Además, la New Zealand Football realiza un sorteo donde los hinchas pueden ganar uno de diez pases dobles para presenciar el partido entre su selección y el combinado mexicano. La dinámica consiste en llenar un formulario donde se le pregunta al público como se involucró con el futbol.

Por otro lado, Ticketek.com empresa encargada de la venta de boletos para el encuentro de vuelta del repechaje entre Nueva Zelanda y México, promociona el encuentro como el "evento deportivo del año" e invita a la gente a asistir a colmar el Estadio Westpac para apoyar a los Kiwis.

La entrada más barata para poder presenciar el partido entre los All Whites y el Tri está en aproximadamente 215 pesos mexicanos (20 dólares neozelandeses), mientras que la más cara se encuentra en mil 500 pesos nacionales (140 dólares en Nueva Zelanda).

La selección mexicana llegará el 20 de noviembre al partido de vuelta con una cómoda ventaja de cinco goles a uno y para que los Kiwis dejen a la escuadra tricolor fuera del mundial, tendrían que anotar cinco dianas y que los pupilos de Miguel Herrera se vayan en blanco.

Alain Arenas