22 de octubre de 2013 / 12:45 a.m.

Monterrey.- Mientras en otros estados de la República se mantiene la alerta por casos de cólera, en Nuevo León es poco probable que ocurran aunque esto depende de la continua colaboración de las personas.

En los años 80's fue la última vez que la enfermedad infecto-contagiosa estuvo presente, se logró aislar la bacteria con medidas de higiene personal, monitoreo del agua potable y cobertura de drenaje sanitario.

El secretario de salud en la entidad, Jesús Zacarías Villarreal Pérez dijo que si bien existe un mayor control de la bacteria, no se puede descartar que pudiera ocurrir un caso de manera remota.

“El cólera es un problema fecal-oral, es contaminación de agua o alimentos por contaminación fecal  y en ese sentido el principal blindaje es ese, además existe un programa permanente que consiste en que salud vigila la cantidad de cloro del agua”, refirió.

Que el 80 por ciento de la población viva en el área metropolitana ayudó ya que se cuenta con un 97 por ciento de los servicios básicos.

“Nuevo León tiene una ventaja grande en el sentido que el 80% de la población se encuentra en el área metropolitana y la cobertura de drenaje sanitario y agua potable es muy alta, aun en las comunidades rurales agua y drenaje está presente en todo el estado, la cobertura es de alrededor del 97% de la población”, indicó.

Además del constante monitoreo del agua y de las muestras de un 2% de los pacientes con diarrea que se atienden, los tratamientos adecuados para cualquier enfermedad gastrointestinal son tomados en consideración, indicó el secretario de salud Jesús Zacarías Villarrea.

“Más del 99 por ciento de las tomas están dentro de la norma, son muy pocas las que no tienen suficiente cloro, además en salud tomamos las muestras de los drenajes sanitarios, de colectores para ver si la bacteria circula, en hospitales y en grandes centros de concentración poblacional por ejemplo en centros comerciales, centrales de autobuses, aeropuertos”, explicó.

Sin embargo el funcionario hizo un llamado a la población para que no baje la guardia y prepare  los alimentos con mucha higiene así como mantener el hábito de lavarse las manos.

Sandra González