11 de mayo de 2013 / 04:14 p.m.

 Monterrey  • La tasa de desocupación en Nuevo León fue de 6.3 por ciento durante el primer trimestre del 2013, lo que equivale a 139 mil 686 personas desocupadas, y representa un crecimiento del 14 por ciento en relación al mismo periodo del año pasado, según los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI.

“La tasa que debemos tener en Nuevo León debe estar abajo del 5 por ciento, eso significa que todavía poseemos una tasa de desempleo muy elevada en el estado, si lo comparamos con una trayectoria de largo plazo”, comentó Abel Hibert, presidente del Colegio de Economistas de Nuevo León.

Explicó que lo que provocó tales niveles en el indicador de la población desocupada, fue una desaceleración en la economía; que afectó principalmente al sector de las manufacturas.

“(Afecta) en una parte el sector de manufacturas, que tuvo una caída más o menos fuerte, del 4.4 por ciento, que es lo que te refleja esta tasa de desempleo; que hubo rubros que perdieron dinamismo por la desaceleración económica, que ya no están generando empleos”, detalló el también catedrático de la Universidad Metropolitana de Monterrey.

Aunado a esto, Hibert señaló que aunque la tasa de desempleo es alta para un Estado como Nuevo León, la entidad sigue siendo de los más atractivos en cuanto a oportunidades de empleo, incluso, para muchos foráneos que llegan a la entidad con intenciones de hallar trabajo.

“Nuevo León tiene tasas de empleo más altas que en Oaxaca, pero no quiere decir que Oaxaca esté mejor que Nuevo León; aquí hay más oportunidades de empleo. Hay flujos de gente que viene a buscar trabajo, y la migración a veces te puede aumentar la parte de la población desocupada, porque tampoco encuentra trabajo inmediatamente”, detalló.

Por el contrario, en el mismo reporte se indica que en el Estado, un total de 2 millones 72 mil 301 personas tenían alguna ocupación en la entidad durante dicho periodo.

Asimismo, a nivel nacional la Población Económicamente Activa (PEA) creció durante los primeros tres meses del año, en relación al año anterior, en un 5 por ciento; pues al concluir el pasado mes de marzo, este indicador se ubicó en 50.2 millones de personas; cuando al mismo periodo de 2012 fue de 47.8 millones de personas.

El académico explicó que esta fluctuación se debe a que la PEA, compuesta por la población de 14 años o más que están trabajando o que buscan empleo activamente, se modifica conforme se incorporan personas a la caza de oportunidades de trabajo.

“La PEA creció, la población de 14 años o más se divide en población económicamente activa e inactiva, y se mueven en el tiempo, por ejemplo hay amas de casa que no están trabajando ahorita, pero deciden ponerse a trabajar”, dijo.

Por otra parte, Hibert señaló que por el momento es pronto ver resultados en el incremento del empleo a raíz de los cambios en la Ley Federal del Trabajo y otras legislaciones que promueven la creación de puestos de trabajo.

“Apenas se está implementando (la reforma laboral), van a tomar tiempo, las reformas no van a impactar de manera inmediata en el empleo. Lo van a hacer en varios años, es un proceso de largo plazo”, finalizó.

Se crean nuevos empleos con poca paga

La generación de empleo durante este primer trimestre del año ha sido en su mayoría con sueldos bajos con una paga de 1 y hasta 2 salarios mínimos y en contraste se redujo el número trabajadores con salarios mayores.

De acuerdo con el INEGI en Nuevo León hay 291 mil 352 trabajadores que ganan de 1 y hasta 2 salarios mínimos, cantidad que es 8.5 mayor a la del cierre del año pasado.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Salarios Mínimos para el área metropolitana de Monterrey, el salario es de 64.76 pesos.

“En términos relativos hubo una creación de empleo que paga menos, seguramente fuentes de empleo con menos valor agregado vinculado a la parte industrial de maquila o de servicios, por ejemplo, gente que está desempeñando servicios de limpieza, meseros, mensajería o cargador”, indicó José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios

Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México.

Comentó que a nivel nacional la tendencia ha sido que la creación de empleo se está precarizando sobre todo en la parte de altos salarios, en promedio el sueldo promedio en el país que cotiza en el Seguro Social es alrededor de 5 mil pesos, aunque varía por Estado.

Los trabajadores en Nuevo León que tienen salarios superiores como más de 2 y hasta más de 5 salarios mínimos se redujeron en lo que va del año, en porcentajes más altos en mujeres.

Las personas que ganan más de 2 y hasta 3 salarios mínimos se redujo en un 7.8 por ciento y los que perciben más de 5 salarios disminuyó un 1.5 por ciento.

El INEGI detalla que las personas contratadas en manufactura –sector más importante en número de personas empleadas en la entidad- se redujeron un 3.9 por ciento mientras que en la otra industria importante de la construcción un 4.5 por ciento.

Hasta marzo de este año de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) en el Estado 437 343 personas ganan desde 1 salario mínimo y hasta 2 salarios.

Tan sólo de un salario, es decir, de 64.76 pesos diarios en Nuevo León lo ganan 145 mil 991, cantidad 11.8 por ciento inferior al cierre del año pasado. Abel Hibert, presidente del Colegio de Economistas de Nuevo León señala que es favorable que se reduzca el número de personas que ganan sólo un salario mínimo y haya crecimiento en los de más alto sueldo, aunque éste crecimiento aún no compensan la reducción.

En la entidad 863 mil 147 personas percibe más 2 salarios y hasta 5 salarios mínimo, y los que ganan más de 5 salarios, en total son 199 mil 927 personas.

Comparando los resultados de Nuevo León con los datos de Jalisco y el Distrito Federal –entidades parecidas económicamente-, el Estado destacó con una mayor reducción en personas que reciben hasta un salario mínimo que fue en un 11.8 por ciento.

Coincide en que las tres entidades se redujo la cantidad de trabajadores que ganaban entre 1 y hasta 2 salarios mínimos, pero también los que percibían más de 5 salarios, sobre todo en el Distrito Federal que fue de un 12.4 por ciento y en Nuevo León de un 1.5 por ciento.

En contraste en el Distrito Federal aumentó un 10.9 por ciento las personas que ganan de 3 y hasta 5 salarios cuando en el Estado se redujo un 3.4 por ciento.

 — DANIEL ANGUIANO Y ALEJANDRA MENDOZA