OSCAR RODRÍGUEZ
12 de julio de 2013 / 07:58 p.m.

Oaxaca de Juárez • En Oaxaca, persiste aún el autoritarismo, y los excesos de poder, afirmó el presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Arturo Peimbert Calvo, al rendir su primer informe de trabajo donde lamento que aún no se haya constituido las salas constitucionales para que puedan tener un carácter vinculatorio y sancionatorio las recomendaciones emitidas por dicho órgano ciudadano.

Calificó aún como una "cáscara la democracia" en Oaxaca, pues persisten grandes rezagos y actitudes retrogradas de parte de quienes detentan el poder.

"No basta que haya alternancia política, por que si no hay justicia y no se respetan los derechos humanos, y si los recursos público no se aplican con eficiencia y se sigue ejerciendo con criterios políticos, persistiendo la falta de medicamentos, alimentos para revertir la pobreza y se carece además de una educación de mala calidad, la democracia será una cáscara"

"Es necesario que el Poder Judicial, acate los dispuesto por la Legislatura local y cree las salas constitucionales para darle mayor fuerza a nuestros defensoría.

Si interpretamos la nueva ley de derecho humanos, que se promulgó, se encuentra en estado de indefensión la ciudadanía, pues no se cuenta con los mecanismos de sanción contra quien violente las garantías constitucionales, por que no se ha erigido las Salas Constitucionales, para poder generar vinculación entre los derechos humanos quienes cometen excesos y abusos de poder".

Evidencio en particular el caso de una decena de presidentes municipales que han desacatado las recomendaciones y no hay argumento para llevarlos a juicio por sus excesos cometidos.

Colocó el caso del alcalde Santa Cruz Xoxocotlán, José Julio Aquino, quien fue denunciado por atropellos cometidos por su cuerpo de policía y no se sujetó a la recomendación, por lo que ahora, adelanto se buscara que el Congreso Local, lo llame a cuentas y le inicie un juicio de procedencia por violentar la ley.

En el compendio de sus informe, precisa que en lo que va de su mandato se ha emitido un total de 11 recomendaciones, además de que ha integrado un total de 3 mil 759 expedientes y se han instruido mil 543 cuadernos de antecedentes.

Precisó que las autoridades más sancionadas han sido los presidentes municipales, seguido de la Procuraduría de Justicia de Oaxaca, los jueces del Poder Judicial y los elementos de la Policía Estatal, además de la Secretaría de salud y el Instituto Estatal de Educación Pública.

Las quejas más recurridas son la detención arbitraria, la tortura, y la omisión de las autoridades para cumplir con su mandato.