27 de septiembre de 2013 / 02:00 p.m.

Oaxaca de Juárez.- El gobierno de Gabino Cué, reconoció que una vez levantada la fase de emergencia e iniciada la etapa de reconstrucción, por los daños generados por los huracanes “Ingrid y Manuel”, tardara 6 meses haber reparado los caminos, puentes y viviendas dañados, que tendrían una inversión de mil 550 millones de pesos.

El secretario de las Infraestructuras para el Desarrollo Sustentable (Sinfra), Nezahualcóyotl Salvatierra López, confirmó que al concluir el recuento y evaluaciones se han identificado afectaciones en 3 mil kilómetros de carreteras y obras de agua potable que requerirán del orden de mil 300 millones de pesos para lograr su plena reparación.

En cuanto a las viviendas afectadas, precisó que se tienen un censo de 10 mil casas, un 15 por ciento con daño total, adelantando que para repararlas se cuantifica una inversión de 250 millones de pesos.

Informó que a través de la dirección de Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO), se gastaron del orden de 30 millones de pesos para aperturar los pasos que quedaron obstruidos.

Detalló que en estas acciones se contó con la participación solidaridarias de algunas empresas constructoras privadas de los módulos de maquinaria operados por los gobiernos municipales a los que solo se les ayudo con la dotación de diesel.

Salvatierra López, admitió que una vez determinada la fase de desastre se esperara la liberación de los recursos del Fondo Nacional de Desastres (Fonden), donde el gobierno estatal está dispuesta y lista para aportar la mitad de los costos y gastos que se requerirán para lograr las acciones de reconstrucción que podrían tener un plazo no mayor de 6 meses.

Planteo como urgente modificar las reglas del Fonden, por que muchas veces los recursos que se requieren para avanzar en la etapa de reparación son liberados un año después del evento acontecido que dejo un saldo de 799 mil damnificados.“Si bien nos va podemos empezar a recibir los recursos para reparar los daños reportados a la infraestructura, quizá hasta la segunda quincena del mes de marzo del 2014”.

En tanto el delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) David Mayren Carrasco, informó que a nivel estatal se cuenta con 20 puentes afectados, 5 de ellos desplomados. Mientras que en el número de carreteras federales se tienen 117 tramos afectados, con una superficie de 3 mil 115 kilómetros dañados.Mientras que por el número de hectáreas afectadas, estimo un numero de 8 mil 500, la mayoría de papaya, limón y maíz, además de la pérdida de 2 mil cabezas de ganado.

En cuanto al número de víctimas fatales, cerro la cifra en 8 muertos, entre ellos dos menores de edad.

El gobierno oaxaqueño informo que integro cinco grupos de trabajo interinstitucionales, para agilizar soluciones a la problemática que enfrentan los sectores: agropecuario, de comunicaciones, infraestructura educativa, vivienda, reactivación económica y abastos luego del impacto de los desastres naturales.

Los grupos están encargados de actualizar el diagnóstico de los daños ocasionados las fuertes lluvias, también evaluarán las afectaciones, y buscará las alternativas de financiamiento para resolverlas cuando se concluya la etapa de emergencia y se inicie la de reconstrucción.

De la misma manera se buscara atenderán el abasto de víveres a través de 4 puentes aéreos a zonas incomunicadas, reportando que siguen aún 12 poblaciones aisladas, donde habitan poco más de 3 mil personas..

En tanto el secretario de finanzas de Oaxaca Enrique Arnau Viñas aceptó que se analiza la compra de un seguro catastrófico para la infraestructura local, principalmente para carreteras hospitales escuela puentes y viviendas que se podría convenir con aseguradoras internacionales para tener los recursos suficientes para reconstruir en caso de fenómenos naturales una vez que se espera una mayor intensidad de estos como consecuencia del cambio climático.

Reconoció que aún están pendientes por ejecutar recursos del fondo nacional de desastres de 2011 y 2012 como consecuencia del huracán Carlota y del sismo del 21 de marzo de 2011 de 7 grados en la escala de Richter y que superan los mil millones de pesos.

— OSCAR RODRÍGUEZ