17 de mayo de 2013 / 11:33 p.m.

Monterrey.- • Por considerar que la estrategia presidencial de la Cruzada Contra el Hambre juega con la necesidad de los pobres de México, el obispo de Saltillo, Raúl Vera López, hizo un llamado a los servidores públicos a comprometerse con la sociedad.

El sacerdote participó en los festejos del segundo aniversario de la Universidad Emiliano Zapata, en la colonia Tierra y Libertad, donde impartió una conferencia denominada "Dimensión social de la Iglesia", la cual provocó que los estudiantes se involucraran con los temas sociales que aquejan a la localidad cuestionando y buscando posibles soluciones.

Vera López pidió a los jóvenes participar en las tareas comunitarias y estar al pendiente de las acciones de servidores públicos para lograr una reconstrucción social que dé espacio a todas las personas que la integran.

"Desgraciadamente el dinamismo de la sociedad el día de hoy está muy marcado por el modelo económico en el que se privilegia a unos cuantos y la gran mayoría queda fuera, creo que también tenemos que recuperar el espíritu de servicio en la clase política", mencionó.

En entrevista posterior, el obispo de Saltillo dijo que la modificación a las leyes como la Reforma Energética demuestra el mal rumbo que ha tomado el Gobierno Federal en las decisiones que impactan a la población.

En este sentido también criticó la Cruzada Contra el Hambre que consideró es un espectáculo que no erradica la pobreza.

"Es terrible, es una pena que sigamos viendo este tipo de espectáculos como si en este país no hubiera pasado nada en los últimos 70 u 80 años de vida de nuestra patria, la construcción de México es trabajo de muchas personas para que vengan a destruir nuestros proceso democráticos no se vale", mencionó.

Los muertos hablarán en Pasta de Conchos

Uno de los temas donde el obispo ha alzado la voz es la investigación de la muerte de 63 mineros en Pasta de Conchos y tras el anuncio de la búsqueda de los cadáveres, Vera López mencionó que los muertos hablarán, esto en referencia a que se sabrá si los dejaron morir.

"Los muertos hablan, por eso tienen que tener mucho cuidado, tiene que haber mucho cuidado como se haga ese rescate y tienen que estar presentes", refirió.

El obispo estuvo acompañado del rector de la Universidad Emiliano Zapata, Alberto Anaya y el regidor de Monterrey Azael Sepúlveda.

SANDRA GONZÁLEZ