10 de agosto de 2013 / 08:03 p.m.

"El objetivo es estar arriba, luchar por el oro. Somos una selección ambiciosa, con jugadores con mucho talento. Vamos a ser muy competitivos, vamos a ir a por todas y a intentar conseguir otro éxito como cada verano", indicó.

"No creo que sea un torneo deslucido. Hay grandísimos jugadores en todas las selecciones, hay grandes equipos que siempre están ahí, Francia, Lituania, Grecia, Eslovenia que juega en casa... Nosotros también sufrimos esas bajas, es algo normal en jugadores que llevan once o doce veranos sin descansar. Son bajas difíciles de sustituir pero entre todos vamos a tener que dar un paso adelante para que esas bajas se noten lo menos posible", añadió tras el entrenamiento vespertino.

Llull cree que "ha sido fácil arrancar los entrenamientos" y que están "en una buena línea de trabajo". Asimismo considera que han dispuesto del tiempo de reposo suficiente como para afrontar la cita internacional con garantías.

"Somos profesionales y hemos tenidos más de un mes de vacaciones en verano para descansar y recargar pilas. Todos teníamos mono de baloncesto, teníamos ganas de venir. Para mí es un privilegio y un orgullo poder estar cada verano defendiendo la camiseta de la selección. Estamos todos con muchas ganas y mucha ilusión".

"Hemos hecho una semana de entrenamientos físicos y conjuntos de equipo muy buena y ahora toca plasmarlo en los partidos, ir cogiendo ese ritmo de competición que siempre es necesario", recalcó antes de disputar el primer amistoso ante Polonia el 13 de agosto.

Preguntado por su rol en la pista, Llull admite que no tiene predilección a la hora de desenvolverse como base o escolta: "Es un hándicap a mi favor poder compaginar las dos posiciones. Me encuentro cómodo en las dos y lo que quiero es jugar para ayudar al equipo. Estoy cómodo en las dos y no podría decir una preferencia".

En relación a la competencia en uno de esos puestos, el de base, afirmó: "Hay tres grandes bases como Calderón, Sergio y Ricky. Es bueno que haya competencia para ganarse los minutos. Eso hará crecer al equipo seguro".

Llull trató asimismo la actualidad de su equipo, el Real Madrid. Sobre la salida de Carlos Súarez al Unicaja de Málaga, opinó: "No soy quién para decidir sobre ese aspecto. No depende de los jugadores. Es un grandísimo jugador que va a ayudar mucho al Unicaja y seguro que Joan Plaza sabe sacarle el máximo provecho".

También habló sobre los refuerzos: "El proyecto no es nuevo, continúa. La base está sentada y continuamos casi toda la plantilla. Hemos fichado a Bourousis y a Mehjri, que nos van a dar un plus de intensidad atrás así como de dureza e intimidación, que es muy importante para ganar partidos y estar ahí arriba".

Por último se refirió a los movimientos en el mercado del Barcelona: "Es un equipo grande y es normal que fiche grandes jugadores. Va a ser uno de los rivales a batir como cada año y nosotros vamos a intentar hacerlo mejor que ellos y conseguir los títulos"

EFE