OSCAR RODRÍGUEZ
6 de septiembre de 2013 / 01:24 a.m.

Oaxaca • .- Mientras que a varios profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), los dirigentes de su sindicato les cobran desde 3 mil y 2 mil 500 pesos por semana como sanción por no acudir a las marchas y plantón que mantienen en la Ciudad de México desde hace tres semanas, informó.

 

Han surgido comités de padres de familia de escuelas ubicadas en municipios, usos y costumbres que están cobrando hasta 400 pesos a los tutores para obligarlos asistir a las reuniones y juntas efectuadas en contra de los profesores paristas.

 

Oscar Robles, profesor originario de San Bartolo Coyotepec, que da clases en una escuela de Santa Cruz Papalutla y refiere que fue multado con una sanción de hasta dos mil 500 pesos por los miembros de la dirigencia del magisterio porque no se reportó a las acciones de protesta organizada en el Distrito Federal.

 

"Me dijeron que era obligatorio mi traslado al Distrito Federal, sino habría una sanción económica, pero para ir tendría que pagar mi autobús cuyo boleta era de 600 pesos, y yo no tenía efectivo para cubrirlo, me dijeron que me daban crédito.

 

Al final no pudo ir la primera semana, y termine recibiendo una amonestación por parte del Comité Seccional que me notifico de la sanción económica".

 

Indica que para no pagar la multa se ofreció a estar tres semanas en las protestas, que mencionó se prolongarían hasta después del 16 de septiembre al menos.

 

Dijo que todos los maestros están obligados a estar en la manifestación que tendrá que celebrarse el 15 de septiembre se espera en el zócalo capitalino, donde refiere le han anunciado que boicotear la noche del grito que vaya encabezar el Presidente de la República en la sede de Palacio Nacional.

 

Multan a padres de familia en escuelas

En la escuela secundaria de Tlalixtac de Cabrera llego una circular general donde se avisa a los padres de familia que serían sancionados con una multa de hasta 400 pesos si se acuden a la asamblea general convocada este fin de semana donde se discutirá el regreso a clases en la institución.

 

Los padres de familia han mostrado molestia por el citatorio, que solo busca confrontarlos con los profesores de la sección 22.