8 de marzo de 2013 / 06:23 p.m.

Santa Catarina • Molesto porque su concubina le reclamó que llegara tomado en plena tarde, un joven ayudante de soldador arremetió a golpes contra la mujer y fue detenido por la Policía, en Santa Catarina.

Al dar su versión el acusado aseguró que el caso “no llegaba a tanto”, pues sólo había estrujado a su pareja, pero ella se quejó de golpes en la cara y el cuerpo.

El incidente fue reportado por antes de las 18:00 horas del jueves en la vivienda número 118 de la calle Palmas, en la colonia Cima de las Mitras.

En ese lugar, propiedad de la suegra del inculpado, los oficiales municipales capturaron a Jonathan Francisco Saucedo Martínez, de 20 años de edad.

Él quedó a disposición del juez calificador en turno y más tarde lo enviaron a la agencia del Ministerio Público que investiga asuntos de violencia familiar.

Como parte afectada se señala a la joven ama de casa Ana Karen Méndez Martínez, de 17 años y quien presentaba algunos golpes en el rostro.

En sus declaraciones ante las autoridades la menor de edad explicó que tiene unos 10 meses viviendo en unión libre con Saucedo Martínez, y son padres de una niña de cuatro meses.

Se informó que la pareja vive en la casa de la madre de ella. La tarde del jueves Jonathan Francisco llegó alcoholizado al domicilio, y eso molestó a Ana Karen.

Ella le reclamó que constantemente estuviera ingiriendo bebidas alcohólicas, por lo que el muchacho reaccionó violentamente y comenzó a estrujarla.

Presuntamente le propinó varios golpes en la cara, el pecho y la espalda, motivo por el cual la propia suegra solicitó la remisión.

En su descargo el detenido negó haber actuado con exceso de violencia, afirmando que sólo tomó a su mujer de los brazos y la arrojó sobre una cama.

Dijo que su trabajo como ayudante de soldador le permite aportar entre 300 y 400 pesos diarios al gasto familiar, por lo que descartó que ese fuera el origen del problema.

AGUSTÍN MARTÍNEZ