15 de junio de 2013 / 07:34 p.m.

Al menos 27 personas resultaron heridas y otras ocho fueron detenidas durante las protestas registradas hoy en Brasilia en plena inauguración de la Copa Confederaciones de fútbol, informaron fuentes policiales.

En la manifestación, convocada por movimientos sociales que critican el elevado gasto público que ha demandado la organización del torneo de la FIFA, participaron alrededor de 1.200 personas, que en principio expresaron su descontento en forma pacífica.

Pese a la extrema seguridad, los manifestantes lograron acercarse a las puertas del estadio Nacional de Brasilia, que acoge el partido inaugural entre las selecciones de Brasil y Japón, bajo un fuerte cerco policial y en momentos en que los aficionados llegaban para asistir al partido.

En coincidencia con el comienzo de una vistosa ceremonia de apertura en el interior del estadio, la tranquilidad que imperaba en la protesta se acabó y dio paso a la violencia, cuyo origen no quedó muy claro, pero que incluyó una severa carga de la policía contra los manifestantes.

Los agentes dispararon bombas de gases lacrimógenos y tuvieron apoyo de miembros de la policía montada, que arremetieron con sus caballos contra los manifestantes, según se pudo apreciar en las imágenes de la televisión.

La Secretaría de Seguridad de Brasilia informó de que ocho personas fueron detenidas y que en los enfrentamientos resultaron heridos 23 manifestantes y cuatro policías, ninguno de ellos de gravedad.

La protesta siguió a una similar realizada ayer por unas 500 personas que bloquearon el tránsito frente al estadio de Brasilia y le prendieron fuego a unos 200 neumáticos.

Las manifestaciones contra el torneo se han sumado a movilizaciones en diversas ciudades del país contra una reciente alza de las tarifas del transporte público, todo lo cual ha creado un inesperado clima de tensión antes de la inauguración de la fiesta del fútbol.

EFE