8 de octubre de 2013 / 10:17 p.m.

Al señalar que ofreció a sus compañeros una disculpa por haber sido expulsado, José Francisco Torres señaló que no bajará los brazos por los abucheos recibidos luego de haber fallado un penal en el clásico de Copa y recibir la tarjeta roja el pasado fin de semana.

El Gringo indicó que nunca ha sido un futbolista que ofrezca entradas de mala fe sobre el jugador contrario.

"Es parte del futbol, sí obviamente agarré el balón, tomé el penal y lo fallé pero también no se acaba el mundo, los grandes futbolistas también fallan, pero bueno no era el momento y me expulsan en el siguiente partido pero bueno es parte del futbol", expuso Torres.

"Yo no voy a bajar los brazos, no me voy a dejar llevar por los abucheos, digo si les gusta adelante, si no, es mi profesión, por algo estoy aquí".

Dijo haber tratado de encarar y aprovechar de la mejor manera la oportunidad de jugar por la banda izquierda, y no en su posición natural en el centro de la cancha.

El mediocampista explicó que se "quedó atrás" el pie de apoyo y en el ímpetu alcanzó a pegarle al jugador del Toluca por lo que recibió la expulsión.

-Te disculpaste con tus compañeros?

"Sí, obviamente, contra Cruz Azul le pasó lo mismo a Salcido pero ganamos, y ahora en esta circunstancia me tocó que me expulsaron a mí y nos tocó perder...obviamente saben que no fue, no soy mala leche, no fui a pegarle a ese jugador", indicó José Francisco.

"Simplemente fue una jugada donde el pie de apoyo se me fue, y lo agarré o sea resbalándome lo pisé sin querer pero mis compañeros saben que no soy así y obviamente les dije, ¿saben qué?, no fue mi intención dejarlos con un jugador menos".

Dijo que el torneo corto pasado nadie se quejaba y ahora hay gente desesperada por los resultados cuando ahora es el momento que se necesita el apoyo de los fanáticos.

TÓMAS VÍCTOR LÓPEZ