Israel Santacruz
17 de junio de 2013 / 01:14 p.m.

 

Monterrey.-   • El Día del Padre sin duda es una fecha menos festejada que otras, sin embargo, esto no impidió a los regiomontanos celebrar a los reyes del hogar.

Por ello, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, apapachó a los papás con mil 600 kilos de carne asada en la llamada Parrillada Más Padre.

La alcaldesa atestiguó el arranque de la parrillada, en donde los padres en compañía de sus familias tuvieron que llevar productos no perecederos, que, posteriormente, serán utilizados por el DIF para grupos vulnerables y, con ello, colaborar con los más desprotegidos.

“Hemos tenido otras celebraciones, del día del niño, las madres, los abuelitos, pero celebramos a los papás regiomontanos porque son un reflejo de trabajo, de esfuerzo, de lucha, de transformación, disciplina, y amor en la comunidad regiomontana. Tenemos a más de 10 mil personas desde Padre Mier en distintos módulos. Está la Parrillada más Padre, que es una parrillada destinada con un doble fin, primero a disfrutar en familia peor también donde se demuestra esa solidaridad de los regiomontanos porque ellos traen un artículo no perecedero para accesar a esta parrillada, es algo simbólico pero renueva y refuerza esos lazos de solidaridad. Son mil 600 kilos de carne, esto es en gran parte con patrocinios que tenemos, y lo que se recaude es para el DIF y los grupos vulnerables”, detalló.

Aunado a esto, la edil regiomontana atestiguó algunos módulos como aquellos donde se realizaba el examen de próstata a los hombres que lo deseaban a través de una prueba sanguínea, aunado a otros módulos como de tiros al blanco, dominó, e incluso una pantalla gigante donde se transmitió el partido entre México e Italia dentro de la Copa Confederaciones.

Los padres de familia también pudieron presenciar la participación de grupos musicales y de animadoras, donde la belleza regia no dejó su lugar vacío.

“Es un festejo muy completo, integral. Lo mismo cuestiones de salud, hay papás que se realizan el examen de próstata, hay juegos para los papás, los niños”, agregó.

La alcaldesa Arellanes recibió además un donativo en especie por 200 mil pesos por una empresa patrocinadora, a fin de que utilice los productos en programas sociales del Sistema DIF.