4 de junio de 2013 / 11:29 p.m.

Monterrey.- • Mientras que por un lado las quejas contra los centros de rehabilitación se incrementan, la Secretaría de Salud en Nuevo León informó que el pasado mes de mayo se comenzaron a ejercer recursos para dar apoyo tipo becas a pacientes de 19 establecimientos.

El director de Salud Mental y Prevención de Adicciones, Juan José Roque Segovia, explicó que el Gobierno del Estado hizo la petición a la federación en 2012 y fue en este año cuando llegaron casi cuatro millones de pesos, con los cuales se logrará beneficiar a más de 170 personas con problemas de adicción.

El especialista detalló que actualmente la dependencia estatal tiene contacto con más de 53 centros de rehabilitación.

Roque Segovia señaló que con los tres millones 900 mil pesos se podría ayudar a cada paciente hasta con unos 10 mil pesos mensuales.

Dijo que los gastos pueden ir de los tres mil pesos hasta más de cien mil por el tratamiento.

El funcionario aclaró que los recursos no son para subsidiar los centros, sino para tratar de ayudar a los pacientes y es la Secretaría la que decide a quién darle el apoyo.

Roque Segovia detalló que cada centro es elegido si cumplen con la norma federal 028, modelos que están científicamente comprobados y evaluados.

Asimismo, aseguró que personal de la Secretaría acude al menos cuatro veces al año a los centros de rehabilitación para verificar que todo marche bien.

Tras la polémica generada en los centros donde ciudadanos dieron a conocer el maltrato que recibieron, como en el de Encuentro Conmigo, el funcionario dijo que se han realizado las revisiones correspondientes y a la fecha han sido cerrados 13.

Actualmente, hay 24 centros que están en condiciones de completar su papelería; 27 en situación regular y ocho con excelente trato e instalaciones.

Roque Segovia detalló que cada lugar tiene su forma de operar, pero la familia debe estar atenta y verificar si realmente le conviene el plan de tratamiento que ofrecen.

Por último, comentó que la Secretaría de Salud ha estado instalando en los últimos tres años una serie de servicios especializados en adicciones ambulatorios, llamados Centros de Atención Primaria para las Adiciones (CAPA Nueva Vida), donde existen 24 ya instalados, 11 en municipios rurales, donde se canalizan a jóvenes y también se le dan las "becas".

MARILÚ OVIEDO