30 de agosto de 2013 / 12:50 a.m.

Monterrey.- • La Secretaría de Salud intervendrá con apoyo psicológico en el caso de los menores del kínder Jaime Nunó, que presuntamente fueron víctimas de abuso sexual, en la colonia Moctezuma, al poniente de Monterrey.

Tras presentarse cinco denuncias ante la Procuraduría de Justicia, la autoridad sanitaria anticipó que su grupo de intervención en crisis, conformado por psiquiatras y psicólogos, tomará el caso para iniciar el proceso de atención.

Dichos expertos tomaron un diplomado de 120 horas para actuar en este tipo de eventos, impartido por profesionales en la materia.

"Esta unidad actúa en forma de brigadas, y siempre donde haya incidentes o ahora víctimas de delito, recuerden ustedes que las víctimas de delito en la nueva ley estamos la autoridad y el gobierno obligados a darles el apoyo integral, incluyendo la atención psicológica", refirió Jesús Zacarías Villarreal, secretario de Salud.

No obstante, el funcionario indicó que hasta la tarde de ayer no existía una solicitud formal de las autoridades educativas para atender este asunto.

El área de Salud Mental de la dependencia recordó que inicialmente la ayuda se otorga vía los municipios, pero en incidentes de gran magnitud es el Estado quien atrae los casos.

"Muchas de las personas que están en los municipios o las instituciones formaron parte de este diplomado, ya capacitamos gente que pertenece por ejemplo a instituciones como el Seguro Social, los Ayuntamientos, el DIF".

"En muchos lugares ya hay gente que sabe manejar bien las situaciones de crisis, incluyendo algunos profesores del sistema escolar. Cuando el problema rebasa, entramos nosotros, generalmente siempre nos piden el apoyo", dijo Juan José Roque, director de Salud Mental de Nuevo León.

Como en todos los sucesos de impacto, el 30 por ciento de los involucrados presentan síntomas que ameritan algún tipo de ayuda psicológica, grupo en el que la Secretaría de Salud se concentrará principalmente.

"La mayor parte de la gente tiene recursos naturales que les permiten solventar la situación de crisis y se reponen de forma natural, pero hay un porcentaje, 3 de cada 10, que van a manifestar algún síntoma sicológico, esos son los que requieren la atención profesional especializada", explicó Roque.

La dependencia aseguró que esta labor queda bajo responsabilidad de ellos, no de la Procuraduría de Justicia.

LUIS GARCÍA